entradas en '' categoría

¿Cómo evitas utilizar tus deseos?

laitman_2009-02-17_1673Pregunta: ¿Qué significa “evitar utilizar un deseo”?

Respuesta: Evitar utilizar un deseo significa que no quiero usarlo, lo que sería lo contrario de solamente restringirme o “cerrar la boca”. Por ejemplo, supongamos que el doctor me prohíbe comer dulces, entonces tengo que restringirme, debido a que realmente me gustan.

“Evitar utilizar un deseo” en la espiritualidad significa que encuentro dentro de mi la fuerza para prevalecer sobre este deseo, enfocándome en otra cosa que tiene más importancia para mi. Elijo no usar ese deseo: de otra forma esta decisión no tendría valor.

Eso significa que aunque el doctor de pronto me permitiera comer dulces, no me aprovecho del hecho. No quiere decir que no quiera comer dulces, sencillamente que no estoy utilizando este deseo.

Es difícil explicarlo, porque no tenemos esta clase de cálculos en el mundo material, en donde dichos cálculos los realizamos en un solo plano: elegir cuál placer es el más importante. Pero, en el mundo espiritual, los cálculos se realizan en dos planos, el Creador o yo; y decidir quién es más importante. Debo adquirir la importancia del Creador por encima de cualquier deseo que no quiero utilizar, y esa es la razón por la que no quiero usar el deseo.

¿Cómo lo hago? Pido la revelación del Creador; le pido la fortaleza para evitar utilizar el deseo. Entonces podré mantenerme por encima del deseo y en la Luz del Creador que me ha sido revelada. El deseo permanece, pero yo me elevo por encima y no deseo utilizarlo. Sin embargo, si la Luz dejara de fluir, entonces de inmediato caería en el deseo una vez más y querría utilizarlo y no habría nada que pudiese detenerme.

Cuando la Luz que Reforma viene hasta mi, entonces, como un imán me mantiene suspendido en el aire. Yo permanezco en la espiritualidad únicamente debido a la Luz que Reforma. Brilla y me atrae, permitiéndome vencer mi deseo de recibir placer y elevarme por encima de éste. Esto es lo que significa “evitar utilizar el deseo”. El deseo está allí, pero no lo uso.

En nuestro mundo, hacemos cálculos de acuerdo a la conveniencia. Si necesito perder peso, entonces, no como, o me restrinjo y no utilizo un cierto deseo porque temo el castigo. En la espiritualidad, existe una sola razón por la que no utilice un deseo: la grandeza del Creador. Y por esto es que yo cambio mi deseo de recibir por el otorgamiento.

(Extracto de la lección nocturna sobre El Libro del Zóhar, correspondiente al 18 de enero 2010)

Material relacionado:

De la lección  nocturna del Libro del Zohar, 18/01/2010

¿Dónde está el Zóhar dentro de mí?

Vamos juntos con el faraón