Como elevarnos juntos por sobre la montaña de las dudas

laitman_2009-07_0211[1]Cada uno necesita imaginar que él es todo el mundo, la realidad completa, y que todos los demás son sus propias partes individuales internas. Si empezamos a pensar de esta forma, estaremos regresando a ese sistema que está oculto ahora de nosotros. Estamos en realidad ubicados en él pero no sentimos esta conexión. Y es precisamente esta conexión nuestra que está escondida de nosotros: necesitamos revelarla entre las almas, nuestros puntos en el corazón

Las medidas de esta conexión se llaman los mundos espirituales. Mi grado en los mundos espirituales lo determina el grado en que yo me siento conectado con todos los demás: 1/125, 2/125, etc. Cuando puedo unirme a los demás al máximo, significa que me he elevado hasta el último grado, el 125. Para lograr esto, realmente requiero de nuestra garantía mutua corporal, a través de la cual todos tratamos de alcanzar una imagen, un estado, una meta. Por ahora, esto no le queda claro a todos y constantemente perdemos de vista este estado.

Sin embargo, precisamente al avanzar entre condiciones de confusión, pasamos los obstáculos y los conquistamos. Estos obstáculos se nos dan como una ayuda. Así es como ascendemos.

Por lo tanto, cuando revelamos un mal estado de ánimo, la falta de fuerza o deseo, confusiones en los pensamientos y sentimientos, necesitamos comprender que esta es la pesadez del corazón. Se nos da desde arriba según nuestro estado y grado. Debemos intentar imaginarnos dentro de un nuevo estado más elevado, mientras que también buscamos nuestra conexión con los otros y nuestra propia fuerza e inspiración.

Esta conexión ya existe en realidad y sólo depende de cuánto me adhiero a esta fuente y cuánta importancia le doy a la meta. Depende de qué tanto siento el apoyo del hombro de mi amigo y la ayuda de todo lo que comprende el concepto de “garantía mutua!”.

Necesitamos llegar a este estado, si no por cantidad, entonces por la calidad, puesto que la intensidad se mide por la producción de cantidad desde la base del estado cualitativo. Si perdemos por la fuerza, ganamos con el hecho que nos hemos extendió a una mayor distancia. Estos son ejemplos de las sencillas leyes físicas, en donde el poder de la corriente multiplicado por el voltaje nos da la energía, o la forma en que opera una fuerza multiplicada por una distancia.

Toda la pesadez y todos los “pecadores” que se revelan en nosotros, se presentan en contra de la unificación, inspiración y elevación, pero se nos dan para nuestro beneficio. Estos son el deseo del que debemos elevarnos ahora.

No perdamos esta oportunidad; debemos estar felices de esta oportunidad y realizar esfuerzos. Es un trabajo arduo subir la montaña de nuestras dudas (la palabra Har, montaña, viene de la palabra Irurim, dudas.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zóhar correspondiente al 26 de enero 2010)

Material Relacionado:

La preparación para el siguiente congreso empieza ahora  
Vamos a inspirarnos unos a otros con la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta