Déjà Vu

laitman_2009-10_usa_0310_wSabes que estás estudiando El Zohar correctamente cuando lo lees una y otra vez y no entiendes nada. No hay que tener miedo de esto e intentar engañarse a sí mismo. Al contrario, hay que aceptar el hecho que es desconocido como para un recién nacido, que efectivamente todo empezará a aclararse.

Existe en el estudio de Zóhar una sensación de “deja vu” cuando algo que has leído algo alguna vez, de repente surge en tu memoria a leer una parte diferente del texto. Cuando lo lees por primera vez no entiendes nada, pero después de repente todo se conecta, lo mismo que algo de nuestro mundo se revela a un bebé.

Si parece que el material te queda claro, entonces esto es un grave error de tu parte que perjudica tu progreso. Tienes que darte cuenta claramente que estás leyendo sobre un fenómeno que por ahora no existe dentro de ti.

Pero, si tu alma se corrige, entonces podrás percibirlo como corresponde. Por el momento estás sencillamente oyendo las palabras sin saber lo que significan realmente. Por ejemplo, lees la palabra “oscuridad” y piensas que entiendes lo que significa pero de hecho quiere decir algo totalmente distinto; se refiere a la incapacidad de percibir algo. Después de todo, el libro realmente habla sólo de otorgamiento. Mientras que tu solamente sabes cómo recibir.

Tu oposición a la Luz, este sublime estado de otorgamiento, se llama oscuridad. De igual forma, tu semejanza con la Luz y tu habilidad de conectarte a un deseo más avanzado se llama Luz. En este aspecto, no importa si no entiendes y no puedes imaginar estas nociones. L que importa es tu deseo. Esto es lo que atrae la Luz, la fuerza que te desarrolle.

(Extracto de la lección sobre el Libro del Zóhar correspondiente al 30 de diciembre 2009)

Material Relacionado:

La manera de llegar al palacio del rey

El zohar cambia al hombre

Aprendiendo a enfocar el mundo espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta