Ejercicios para entrar al Mundo Espiritual

29_100_wpPregunta: Le he escuchado decir que todo lo que yo pienso que existe fuera de mi, en realidad son mis deseos internos. Sin embargo, veo afuera una cierta imagen del mundo. ¿Cómo debo vincular esta imagen con mis deseos?

Respuesta: No empieces a hacer esto bajo ninguna circunstancia. Cuando atravieses la calle, por ejemplo, no debes estar pensando que los autos que circulan existen dentro de ti o que todo esto es un juego de la imaginación. No es así. Por eso los cabalistas escribieron El Libro del Zóhar que es un libro muy particular.  Cualquier libro de texto, además de las explicaciones, contiene ejercicios. El libro del Zohar es un libro de ejercicios. Al leer este libro debemos constantemente imaginar que todo lo que está escrito existe dentro de nosotros y buscar todos estos deseos y cualidades dentro de nosotros.

 Leer El libro del Zohar significa imaginar todo lo descrito en él como un mundo que existe dentro de nosotros. Entonces, la percepción correcta de la realidad llegará hasta nosotros naturalmente. Por ahora, solamente leemos El libro del Zohar con un deseo de sentirlo y comprenderlo dentro de nosotros.

 

El Zohar cuenta sobre los Cohen y los levitas, sobre Aarón y Moisés, sobre el Creador y la creación, sobre las propiedades, Sefirot, Partzufim, sobre el burro y el toro, etc. En lugar de todos estos objetos, debemos imaginar únicamente nuestras cualidades interiores y nada más. No hay una persona: nuestro cuerpo no existe.

No existe ni el mundo, ni nada, porque todo ha desaparecido. ¿Y qué existe? Existe mi deseo y el libro que me describe lo que existe dentro de nuestro deseo. Sin embargo, este libro usa nombres y títulos que me confunden, ya que generan sensaciones de este mundo imaginado dentro de nosotros. Dejamos este mundo atrás y no deseamos pensar en él; es como si yo estuviera suspendido en el aire y estuviera hecho únicamente del deseo.

Pero estos nombres nos recuerdan nuestro mundo. Y con nuestro esfuerzo en imaginar solamente nuestros deseos internos y cualidades, en lugar de estos nombres, atraemos la Luz que Reforma (o la Luz Circundante) hacia nosotros. Con estos esfuerzos, comienzo a revelar el punto en el corazón, mi deseo, el embrión del alma, para extenderlo. De repente comienzo a distinguir las propiedades sobre las cuales habla El Zohar, así como la conexión entre ellas.

Esto toma tiempo. Pero, después de algunos meses de entrenamiento, comienzo a sentir en mi la respuesta sensorial a cada palabra escrita en El Zohar : “Aaron”, “Templo”, etcétera. Y como si saliera de la neblina, de una total carencia de conocimiento y sensación, las cosas empiezan a aclararse y empezamos a sentir la conexión entre ellas y a entender lo que significan. A partir de un punto, empezamos a revelar todo un deseo en donde todas esas partes existen en una interconexión.

Así es como revelamos toda la creación en lugar de esta imagen ilusoria que se ilustra en nosotros ahora, que bloquea la verdadera realidad. En consecuencia esta imagen falsa se desvanecerá completamente. Por consiguiente, en su totalidad El Libro del Zóhar es una colección de ejercicios que realizamos con cada palabra que está escrita en él, ayudándonos a identificar las cualidades correspondientes adentro.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 15 de enero 2010)

Un comentario

  1. Desde niño he sentido que no pertenezco a este mundo y siendo un adolescente de 15 años de edad me siento extraño, miro a las estrellas y siento paz en mi interior. Me he fascinado sobre el mundo espiritual pero me sigo sintiendo extraño en mi cuerpo y no se que hacer, necesito ayuda.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta