El rompimiento fue necesario

laitman_2009-03_4166El rompimiento de los Kelim tenía que suceder, para que el deseo de recibir y el deseo de otorgar no quedaran separados e incomprensibles entre ellos, sino que se mezclaran y aprendieran a entenderse el uno al otro.Esto, en realidad, no es “el rompimiento” por error, sino la realización de un programa que permite llevar a la creación hacia el entendimiento y obligarle a comprender su “error de percepción”.

Para lo Superior esto no es el rompimiento de un único deseo creado, el alma, sino la santa acción, la demostración al inferior de hasta qué punto éste es opuesto al Creador, o sea, se trata de una acción necesaria para el alcance de la perfección, de la corrección. Sólo nos parece que es una rotura, un error: como un sastre sería visto a los ojos de un niño, al que le parece que éste estropea la tela cuando la corta con las tijeras para confeccionar el traje. ¡Para el inferior, es un estropicio, para el superior, ¡la corrección!

Imagina que soy un ladrón, un delincuente, alguien lleno de los más diversos vicios y que, para entender mi mentalidad, tienes que bajar a mi nivel. Tienes que bajar hasta mí y de algún modo unirte a mis vicios. Entonces sentirás como se puede construir el puente hacia mí, y comprenderás cómo puedes rescatarme de mi estado – de otra forma, no hay otro camino. ¡Tendrás que “mancharte”, establecer conmigo una verdadera conexión –¡ en mi estado inferior! Como se ha dicho: “Yo, el Creador, estoy con vosotros en todos vuestros vicios”, “la Shejiná está en el exilio”.

Y sólo desde ese estado, tú puedes empezar a elevarnos. El rompimiento fue necesario y nuestro estado es el mejor, en los términos del libre albedrío. Te elevarás muy alto y serás un gran santo, y aún así vas a lamentar, que no estés abajo…

(De la clase por “La introducción en la ciencia Cabalá”, 05.01.2010).

Material relacionado:

No desesperes de su misericordia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: