La Ayuda Está en el Camino

laitman_2009-03-18_8399_wZohar: Cuantas desgracias tuvo que pasar Yakov para no acercarse al principio del mal.
Cuantas desgracias sufren los justos en este mundo, desgracia tras desgracia, sufrimiento tras  sufrimiento, para ser dignos del mundo venidero.

El descubrimiento del principio del mal es necesario, sino ¿cómo puede progresar el hombre? El estado del justo, es el estado de la inmovilidad.  Es mejor que esté todo en orden pase lo que pase. Pero así el hombre no puede progresar. Precisamente las desgracias se convierten en “la locomotora del progreso”. En ellas hay que ver las ayudas que se corresponderán precisamente con los efectos deseados. Sin embargo todo depende de la preparación.

En el hombre se descubren “los pecadores”: distintos deseos, debilidades, confusiones que, si se ha preparado correctamente, los acepta como un bien.

Con experiencia él percibe que son precisamente estas búsquedas las que le permiten surgir de las caídas y la confusión, las que le hacen más sabio, más fuerte, y le elevan sobre si mismo. Ellas le sacan de su justicia, le confunden y le apartan del camino con los pensamientos y deseos ajenos. Como resultado aparece el material para el trabajo. Tenemos que cambiar nuestra actitud hacia lo que está sucediendo. Es importante tomar todas las dificultades como ayudas  en el camino hacia la meta.Entonces estaremos obligados enseguida a dirigirnos a las fuerzas, que nos prestarán el apoyó y ayuda en la hora de la desgracia.

El grupo, la difusión, el estudio y la rutina correctamente organizados, me obligarán a ser más sólido y reunir las fuerzas en vez de ir a la deriva en la calma de la santidad propia.

Material Relacionado:

No temais al sótano oscuro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: