No hay perfección en el mundo

clip_image001_thumb23Pensamos que el rompimiento ocurrió en el pasado. Sin embargo, no hubo este rompimiento. Necesitamos revelar que estamos situados en un estado roto.

Nuestro deseo nos parece integro ahora. Nuestra vida no nos parece rota; nos parece perfecta. Deseamos avanzar siguiendo el mismo camino de nuestra vida. Pensamos que podemos continuar de la misma forma que siempre, encontrar el éxito y hacer nuevas revelaciones.

Sin embargo, la verdad es que si vamos a avanzar, tenemos que esforzarnos por revelar que no estamos situados en un estado perfecto, sino más bien en uno roto.

Solamente que no vemos nuestro estado presente correctamente, igual al Faraón en Egipto que se veía a sí mismo como el amo supremo y proclamaba, “¿Quién es el Creador para que yo escuche Su voz?” Pero este falso orgullo dura solamente hasta que descubre que está roto.

Él observa que la “nación de Israel”, su “Israel” interno, lo está llevando a algún lado. Él contempla que ya no tiene poder sobre él y siente los diez golpes que le caen encima.

Lo mismo sucede con nosotros hasta que revelamos nuestro ego roto. Inicialmente no recibimos la sensación de nuestro estado roto. Por esto es que estamos viviendo dentro de él actualmente, sin embargo no nos parece que esté roto

En la medida que descubrimos que está roto, recibimos todavía más egoísmo. Se nos revela así de esta forma para que descubramos la espiritualidad en su forma verdadera, y no en el estado roto.

Nuestra tarea es revelar el rompimiento. Necesitamos averiguar que estamos rotos en relación a la perfección.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 27 de enero 2010)

Material relacionado:

La Cabalá es el lenguaje más preciso para expresar la espiritualidad

La unión de los opuestos es el trampolín para el ascenso espiritual

Una piedra separada de la montaña

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: