Un viaje al Jerusalén interior

laitman_2009-04_9136_w[1]Leyendo El libro del Zohar, debemos ver la conexión entre las fuerzas que se mencionan en las historias e intentar clasificarlas dentro de nosotros, ya que todo se encuentra dentro de nosotros. El Zóhar nos da la imagen de otra realidad espiritual no corporal. Debemos intentar encontrarla e identificarla en nosotros.

Por medio de los esfuerzos, debemos alcanzar un estado, en donde todo lo que está descrito en El libro del Zóhar, comenzará a establecerse en nuestros sentimientos y en el corazón. Empezaremos a reconocer los personajes y los objetos en la forma de cualidades y todas acciones que se describen, en la forma de acciones de otorgamiento o de recepción. Por ejemplo, al escuchar las palabras: “Yesod”, “Jerusalén”, “Jacob”, “el pozo”,  no visualizaremos sus imágenes corporales, sino que de inmediato sentiremos sus cualidades interiores.

De repente te darás cuenta: “¡Todo el mundo se encuentra dentro de mí!”.  Este descubrimiento será una gran sorpresa. Por ejemplo sentiremos, “Ahora estoy bajando por una escalera y después entraré a Jerusalén”. Y quedará claro que estamos realizando todo esto en el interior.

Esto sucederá gradualmente, como resultado de la lectura de El libro del Zóhar. No tenemos otro medio para hacerlo, como explica Baal HaSulam en el Punto 155 de la Introducción al Talmud Eser Sefirot.  Por lo tanto, debemos siempre intentar reconocer y “arreglar todo en el interior”.

Hemos nacido y hemos existido durante décadas en este mundo, habiendo pasado por una multitud de reencarnaciones. Tenemos Reshimot de todas las encarnaciones anteriores y todo el tiempo estamos en una situación confusa y en una percepción falsa de este mundo. Pero, podemos darnos cuenta de que es una mentira.

Esta toma de consciencia llegará poco a poco al permitirle a la Luz trabajar en nosotros. No puede suceder de una sola vez, pues los cambios que la Luz debe hacer en nosotros son extremos.  La Luz no quiere solamente cambiarte, sino tiene que llevarte a esta percepción consciente. Tiene que ayudarte a entender y consentir en los cambios, a ser más perspicaz y que todo verdaderamente sea propio.

Por eso tenemos que esforzarnos y al hacerlo participar en el proceso y estar listos para una mayor presión e influencia de la Luz.

Nuestros esfuerzos radican en conectarnos con el grupo para recibir de ellos la importancia de la meta y la percepción correcta. Esto sucede durante la lectura de El libro del Zohar, siempre y cuando nos esforcemos en el estudio como corresponde, como escribe Baal HaSulam en el Prefacio al libro de El Zóhar.

(Extracto de la lección nocturna de El libro del Zóhar, correspondiente al 6 de enero 2010)

Material Relacionado:

¿Qué revela el libro del zóhar?

¿Cómo es el mundo del libro del zohar?

La pantalla es todo un sistema

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta