Una Fórmula Distinta de la Felicidad: 1 + 1 = 1

laitman_2009-08_0665[1]Pregunta: ¿Si yo soy un egoísta que puede disfrutar cuando a un vecino le queman el coche y sufrir cuando se compra uno nuevo, ¿dónde conseguir una fórmula diferente para alcanzar la felicidad?

Respuesta: Si quieres sufrir de las desgracias que le caen a tu vecino y alegrarte de sus alegrías, debes casarte con su hija – entonces  él será parte de “tu” familia.

¿Comprendes ahora? ¡Es necesario tener conexión con él, para que sus Kelim se unan a los tuyos! Si se vuelven como una familia, entonces podrás disfrutar de todos sus éxitos y adquisiciones – sólo necesitas conectar tus Kelim a los suyos. De lo contrario, cada  adquisición suya se convierte en una gran pérdida para ti.

Al percibir los Kelim de los demás como externos nos permite ascender a un nivel distinto. Esta fue la razón del rompimiento en primer lugar. ¡Ya que si ahora logro conectar estos Kelim externos a mí, adquiriré los atributos del Creador, que de otro modo nunca habría recibido!

El Creador me dividió en dos partes y me dio la sensación de que una de las partes es ajena a mí. ¿Pero quiénes son las personas ajenas a mí en verdad, dado que todo el universo consiste únicamente de Él y de mí? ¡Por lo tanto, una persona distinta a mí no es más que la forma como Él se presenta a mí! Si ahora conecto esa persona externa a mí mismo, esto significará que adopto las cualidades del Creador.

Él creó dentro de mí esta separación artificial entre “yo” y “Él”, en que la parte externa se llama “las túnicas y los palacios” u “otra persona”. Y ahora dentro de mi deseo hay dos partes: yo y ‘mi prójimo’. Es necesario que trabaje para conectar a mi prójimo conmigo mismo, porque de esa forma podré obtener los atributos del otorgamiento y  el amor al prójimo.

Cuando lo logre, comenzaré a sentir lo mismo hacia el Creador. Él está más allá de toda esta zona, pero cuento con un medio que me permite imaginarlo y sentirlo a Él – puedo pasar del amor al prójimo al amor al Creador, y así alcanzar una conexión con Él. La oportunidad que recibimos de percibir la realidad como dividida en dos partes es una suerte de patente especial y la salvación, porque nos permite intentar unir la parte exterior con la interior. De otro modo estaríamos sin esperanza…

¡Tenemos que usar la totalidad de este mundo como un medio para nuestra propia corrección, ya que todo el mundo fue creado para nosotros, con objeto de que alcancemos al Creador!

(Extracto de  la  clase  sobre  “La Introducción al Libro del Zohar”, 06.01.2010)

Material Relacionado

De la lección sobre “Prefacio al Libro del Zohar, 06/01/2010

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta