Vamos a inspirarnos unos a otros con la espiritualidad

IsThereAnythingSpiritualAboutGreatWorksofArt_thumb[1]Pregunta: En unos días nos reuniremos para un congreso virtual internacional de Cabalá en donde intentaremos sentir el deseo de todos los millones de personas que aspiran a alcanzar la espiritualidad. ¿Pero, cómo es posible sentir el dolor de los otros por la falta de espiritualidad, si somos incapaces de aunque sea compartir el dolor material de otras personas?

Mi respuesta: Intentaremos lograrlo unidos. Cada uno de nosotros siente algún dolor provocado por el deseo de espiritualidad, pero está constantemente sometido por el hecho de que nuestro deseo de recibir placer está en constante crecimiento.

La solución es que necesitamos aumentar nuestro deseo de unidad en lugar de nuestro deseo de espiritualidad. Aunque sea lo mismo, nuestro egoísmo presenta la espiritualidad como una adquisición personal, mientras que la unidad se presenta como una acción corporal.

Continuación de la pregunta: ¿Será así que regresaremos al estado en que existimos como un alma, el Mundo del Infinito?

Respuesta: Sí, llegaremos al estado únicamente uniéndonos entre nosotros. Sin embargo, tiene que ser una unificación de almas en lugar de cuerpos o metas corporales.

Continuación de la pregunta: Pero, somos incapaces de alcanzar este estado.

Respuesta: Solamente necesitamos pedirlo, elevar MAN para que la Luz nos de la fuerza de unificación.

Por una parte, todos necesitamos revelar el egoísmo en nosotros, nuestra aversión mutua e indiferencia. Sin embargo, por otra parte, tenemos que entender que solamente la Luz puede corregirlo y pedirle que nos corrija.

Continuación de la pregunta: Pero, ni siquiera tengo el deseo de corregirme.

Respuesta: Por eso se llama “una oración que precede a la oración”, o un deseo que precede al deseo. Empezamos con cosas sencillas. Vamos a bailar, cantar y hacerlo todo unidos. En consecuencia, estas sencillas, físicas y primitivas acciones de nuestro mundo nos darán una probada de lo que es la unidad. Despertarán nuestro corazón material  más y más hasta que alcancemos el grado más elevado de espiritualidad.

Hay una historia sobre un cabalista que solía pagar a músicos callejeros (Klezmers) para que tocaran para él. Él escuchaba la música y se inspiraba para la espiritualidad. Su esposa lo regañaba. “No tenemos nada que comer en la casa y has dado tus últimos centavos a esos borrachos. ¡Sencillamente se lo van a beber!”

Sin embargo, él replicó, “Eso es irrelevante. Yo no puedo vivir sin su música. Podrán ser unos borrachos que no entienden nada, pero yo necesito despertar ahora y no puedo salir de este estado solo”.

Esta es la historia sobre un gran cabalista que daba a los músicos callejeros lo que le quedaba de dinero para escucharlos tocar un poco. De otra forma, era incapaz de continuar su corrección.

Y ahora nosotros haremos lo mismo.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: