¡El ataque!

gruppa_serdze_100_wp[1]Pregunta: ¿Cómo en tan corto tiempo, sólo 3 días, será posible realizar un trabajo tan grande y alcanzar el nivel espiritual?

Respuesta: ¡Esto no depende del tiempo! Esto ocurre en el instante mismo en que hacemos juntos la acción de la unión.

Una vez tuvimos un estado parecido en el grupo de Rabash. Cuando le pregunté —“¿Qué es lo que se requiere para de realizarlo?” Rabash respondió: —”¡Se requiere el ataque!”

Deben hacerlo ustedes mismos, todo depende de cada uno de ustedes. Ataquen aspirando crear una conexión entre ustedes y ocurrirá. Aquel que llegue para tomar parte en este entusiasmo general y simplemente se incluya en la corriente general queriendo estar allí, sentirá la santidad en su primer nivel, el inanimado. Esto se llama “domem de-kdusha“.

Por eso se llama “inanimado” porque no requieres de ninguna capacidad especial, simplemente llegas y nadas con la corriente, y así puedes obtener la salida de Egipto. Aquel que se conecte a los otros, también se escapará del faraón junto a los demás.

Durante tales congresos, surge un estado especial, ya que todavía no sentimos la espiritualidad, y cuando nos reunimos físicamente, nos influimos fuertemente los unos a los otros. No fue por casualidad que el Creador hizo este mundo, donde estamos vinculados en forma material y podemos influirnos mutuamente.

Por ahora nos encontramos lejos, en algún lugar detrás de la pantalla del televisor, y todavía no nos sentimos muy fuertemente uno al otro, ya que no tenemos el sexto órgano de los sentidos. Por eso la reunión física en una sala, influye sobre nosotros y nos despierta las aspiraciones interiores hacia unión de los deseos. Es así que la existencia de este mundo está justificada, ya que de aquí podemos comenzar el trabajo espiritual desde cero.

En este mundo no dependemos de lo espiritual y podemos aclarar y obtener cada cualidad espiritual, decidiendo libremente si la queremos o no. ¡Poseemos libertad, porque nos encontramos fuera de lo espiritual y podemos comunicarnos entre nosotros en el mundo material, y de aquí comenzar la elevación espiritual si lo queremos! Y si no queremos, podemos quedarnos a vivir sólo en los cuerpos materiales…

¡Uno solo no puede hacerlo, pero juntos es fácil!

(Extracto de la lección sobre La introducción al Llibro del Zohar, correspondiente al 17 de febrero 2010).

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta