entradas en '' categoría

El Majsom es la marca crítica de la vida

laitman_2008-11-13_6709[1]El Majsom es la frontera donde recibo la fuerza de otorgamiento. Precisamente esto queremos alcanzar: la unión entre nosotros, la fuerza mutua de otorgamiento. En el momento en que la consigamos, significará que hemos cruzado el Majsom.

¿Cómo imaginar nuestro Kli común (la vasija espiritual)? Digamos que cada uno de nosotros llega con su vaso de agua y lo vacía en un gran tonel. Y allí ya no es posible distinguir dónde está el tuyo, el mío, el de él. Esto se llama la unión y penetración mutua de los deseos, hasta que de este modo, todos juntos alcancemos un volumen determinado, una medida, que se llama “sea”, y en él empecemos a percibir la vida.

Hay diferencia entre un acuario y un gran cuerpo de agua. Existe un cierto límite después del cual el cuerpo de agua empieza a vivir su propia vida. En el acuario, debes mantener la vida artificialmente, dar de comer a los peces, bombear el oxígeno, limpiar. Pero si tu cuerpo de agua alcanza un determinado volumen, empieza a mantener por sí mismo su vida. Ya no tienes que abastecerle con la comida y el oxígeno; éste empieza a vivir naturalmente, por sí mismo.

Esta frontera es como una marca crítica, por debajo de la cual empieza la muerte y por encima, al revés, comienza la vida. “Sea” es esta misma frontera a la que me acerco subiendo de abajo hacia arriba, cuando ya invertí tantas fuerzas que detrás de esta línea la vida empieza a sostenerse por sí misma. Exactamente así debemos unir nuestros deseos.

Si nos esforzamos en revivir el lago muerto o el cuerpo sin conciencia, tenemos que invertir un esfuerzo adicional, tanto por la cantidad y por la cualidad, hasta que despertemos la vida en él.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 15 de febrero 2010).

Material Relacionado:

La contemplación interna

Debemos volvernos parte del sistema de la naturaleza

Un tenue rayo de luz en la oscuridad total

Una astilla en el cuerpo del universo

laitman_2007-03_ba-iam_045_wp[1]El sistema de la Naturaleza es perfecto y divino. En cuanto queremos pertenecerle, cado uno vertemos nuestro deseo en la vasija general, en Maljut, para conectarnos con ella incluso un poco.

Pero hoy nos encontramos fuera de este sistema, y en nosotros se encuentra sólo una mínima chispa (Kista de Hayuta), la cual nos vivifica en nuestro mundo. Somos como un absceso en este sistema, detenidos en una cápsula aislada. Como una astilla en el organismo, que es aislada en una cápsula para proteger y separar esta zona dolorosa del resto del cuerpo sano. Así vivimos dentro de este absceso…

(Extracto de la lección sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 15 de febrero 2010).

Material Relacionado:

Se nos recompensa de acuerdo a nuestros esfuerzos

Debemos volvernos parte del sistema de la naturaleza

Un rompecabezas con siete mil millones de partes

El que creó el amor

42_100_wp[1]El Creador es una fuerza el otorgamiento y amor. Para el que ama es un enorme sufrimiento no tener la posibilidad de satisfacer al amado. El sufrimiento del otorgamiento no realizado, es mucho más que el de  no recibir, tal como está escrito: “Más que el ternero desea nutrirse, la vaca quiere darle de comer!” Cuando el grande no puede dar de su perfección al pequeño, porque éste no es capaz de recibir nada, hay un gran dolor.

El Creador es el deseo de dar y regalar, el deseo de amar ¡Y no hay que pensar que esto no significa una sensación de falta! Simplemente esto no proviene de la falta de satisfacción, sino de la perfección no compartida. Por eso el Creador crea el deseo de recibir para llenarlo y expresarle su amor.

En nuestro deseo ya están hechas todas las preparaciones para recibir toda la Luz del Creador y su amor. Pero para que comprendamos qué es eso lo que Él hace y sintamos qué es eso lo que Él entrega a nosotros, tenemos que tener cualidades semejantes a Él. Por eso nos hace falta sólo un componente: nuestra independencia, nuestro propio deseo de sentir su amor y aceptarlo como el amado.

Ya que si esta aspiración no surge de nosotros, esto no será amor ¿Acaso es posible comprar el amor por dinero? ¡No! Por dinero puedo comprar sólo los servicios como peluquería, hospital, restaurante, que así me atienden de todo corazón. Pero. porque aman el dinero y no a mí ¿Cómo hacer que me amen? Eso ya no lo sabemos…

El amor verdadero es posible sólo si soy independe del otro, y sobre el Creador está escrito: “Soy el primero y el último”. Por eso, el problema del Creador es cómo crearnos y después ser en apariencia completamente independientes de Él. Y al mismo tiempo, que cultivemos en nosotros amor hacia Él. Esto significa que diez Sefirot de luz directa se visten en diez Sefirot de luz reflejada y se completan una a la otra.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 15 de febrero 2010).

Material Relacionado:

Se nos recompensa de acuerdo a nuestros esfuerzos

Un tenue rayo de luz en la oscuridad total

La oscuridad es el reverso de la luz

¡Preparación completa para el congreso!

terrorism_thumbEs necesario recordar que todos nosotros nos encontramos en un vasija común y que somos partes de un alma. Por eso, cuando se reúnen tantas personas que aspiran a la espiritualidad, como en el próximo congreso, cada uno debe comprender que es un regalo de los cielos. El Creador me permitió participar en este evento especial, donde las partes de mi propia alma se acercan a mí.

¡Y si comprendo que llegué a la reunión de almas que están más próximas a mí, las que están preparadas para unirse conmigo, si todos nosotros juntos pensamos así, esto no será nada difícil! La preparación determina todo. Durante los 10 días que quedan, debo constantemente prepararme de que así pensaré, haré y sentiré. ¡Y no es importante cuándo será esto: hoy aquí o mañana allí! ¡El tiempo y el lugar no determinan nada!

Pero este ejercicio en el que intencionalmente pienso hoy cómo será el mañana, me ayudará después cuando, durante el congreso, todas las condiciones puedan llegar a ser favorables para alcanzar el esfuerzo común necesario.

Esto es muy importante y lo determina todo, después ya será fácil. Esto es como la preparación antes del combate. Si todo está preparado y estás bien dispuesto a todo para lo espiritual, entonces verás que las cosas ocurrirán como lo habías planeado. Si aplicas esfuerzos buenos y grandes de corazón, todo pasará exactamente así. No habrá ninguna sorpresa desagradable. Todo estará bien…

Imaginen que una banda de ladrones sale a una acción peligrosa en la oscuridad, robar un banco, por ejemplo. Cada uno ellos siente que depende de todos y se preocupa de los demás. Nosotros tenemos que aprender de ellos. La diferencia está sólo en la meta. Si la meta es egoísta y evidente, es muy fácil y simple alcanzar la unidad.

Si la meta es alcanzar el otorgamiento y todo se encuentra más arriba de los intereses personales egoístas de cada uno, esto ya es difícil. Pero incluso en ejemplos de nuestro mundo, vemos que la unión puede traer utilidad.

El único problema es que nada puede mantener esta unión, excepto la Luz Superior. La unión puede mantenerse solamente por el amor.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 14 de febrero 2010)

Material relacionado:

La espiritualidad no se acapara

Preparándose para una evento histórico

¿Cómo viviremos en la última generación?