entradas en '' categoría

Cada grano de arena oculta el infinito

laitman_42[1]El Zóhar, Capítulo Behaalotja, Punto 13) Cuan agradables son las palabras de la Torá pues en todas y cada una de las palabras existen secretos sublimes y toda la Torá es llamada “superior”. Aprendemos que las trece cualidades en la Torá, es decir, todo lo que formaba parte y luego dejó de formar parte, no se detuvo como para referirse a sí misma. Más bien, partió para enseñar sobre el todo.

En nuestro mundo, nosotros podemos utilizar el análisis y la síntesis para dividir el todo en partes separadas y estudiar cada una por separado. Sin embargo, el mundo espiritual es como una imagen holográfica, en donde cada parte contiene todo el universo, actuando como una parte única solamente con respecto al individuo. Por lo tanto, debemos esforzarnos siempre por lo general.

Aunque aprehendamos una pequeña parte, debemos comprender que ésta lo contiene todo. El alcance espiritual también alude a lo general, al lugar de la cualidad que se estudia en el sistema general. Sin estudiar lo general, es imposible estudiar lo particular.

En su artículo, La futura generación, Baal HaSulam escribe que debemos crear primero un estado virtual de Cabalá y después uno material, que contenga todas las partes de la estructura futura del mundo, un todo en miniatura. En consecuencia, incluso nuestro sitio de internet debe estructurarse como un estado de Cabalá, completo, íntegro, que incluya todo lo necesario para que la generación de la era de la corrección pueda comunicarse el uno con el otro.

Esta será una pequeña parte de una nueva realidad, pero será absolutamente íntegra, sin que se olvide ni un detalle. Ciertamente, será solamente una parte de la realidad con respecto a nosotros, mientras permanezcamos no corregidos. Pero al irnos corrigiendo, esta parte absorberá el mundo entero y a toda la realidad y todo el universo se integrará dentro de ella. No habrá nada más que agregarle. Después de todo, en el mundo espiritual, cada parte incluye lo general y solamente nuestra visión no corregida lo ve como una parte, pues somos incapaces de captar el todo. Pero siempre debemos entender que ante nosotros está el infinito.

Las lecciones de la Convención del Zóhar 2010,

Convención del Zóhar 2010: Lección 1

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Convención del Zóhar 2010: Lección 2

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Convención del Zóhar 2010: Lección 3

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Todo lo que tenemos que hacer es revelar el deseo

32_100_wp[1]Simplemente leyendo El Zóhar, gradualmente empezamos a entenderlo. Este libro no está estructurado a base de explicaciones, sino más bien en base a la lectura misma, es decir, los procesos en que empezamos a tener una clara sensación del Mundo Superior.

Ima Ilaa (la Madre Superior de todos nosotros) se llama Bina. Ella nos ilumina con la Luz Circundante. Igual a los niños pequeños que con los ojos y la boca bien abiertos, debemos convocarla con la intención correcta: llegar a ser como un hombre con el deseo de alcanzar el atributo de otorgamiento revelándolo en nuestro interior. 

Esto es suficiente. Todo lo que está escrito en el libro gradualmente nos será revelado. ¿Qué significa “gradualmente”? Quiere decir en la misma forma que aprenden los niños. No conocen las palabras, no entienden lo que está ocurriendo, y debido a su deseo de saber, sucede que “esto” o “aquello” se les revela y entonces empiezan a entender algo. Así es como ellos descubren el mundo.

Este es la forma natural y normal de abordarlo. El Mundo Superior se nos revela de la misma forma. Si recordamos cómo crecimos y descubrimos este mundo, entenderemos cómo debemos avanzar en la espiritualidad. Entonces no tendremos quejas. Nos estaremos desarrollando exactamente de la misma manera; nada ha cambiado.

Posteriormente, es más fácil entender que no se necesita ser muy “inteligente”. Todo lo que tenemos que hacer es revelar el deseo por alcanzar el Mundo Superior y amoldarse a él un poco.

Un círculo de perfección

ddfwsmdn_11qknggfg4_bTodos los mundos se visten uno en el otro; cada Sefira recibe Luz de su raíz, la Sefira principal en el Mundo del Infinito. Por ejemplo, todos los Sefirot particulares de Bina reciben Luz de Bina del Mundo del Infinito; todos los Sefirot particulares de Tifferet reciben Luz de la Sefira de Tifferet del Mundo del Infinito y así sucesivamente.

De camino a su lugar de destino, la Luz pasa a través de todos los Partzufim y Sefirot, aunque sólo pase por ellos en tránsito al conectarse a la Sefira de su raíz o de su  fuente. Nosotros nos corregimos en esta forma. Por lo tanto, todos los Sefirot y Partzufim que están en el camino que recorre la Luz hasta mí, se corrigen parcialmente al ayudar a traer la Luz de Tifferet hasta mí.

Yo corrijo mi conexión con ellos porque ellos me traen la Luz de Tifferet, pero la corrección más importante de la cualidad de Tifferet ocurre en mí. Todas las otras correcciones ocurren debido a la integración mutua entre nosotros, y formamos un círculo o una esfera, que es el símbolo de la perfección.