Cuando amanece…

v_okno_100_wp[1]El Zohar, Capítulo Metzora, Punto 8 Cuando amanece, todos los ejércitos y los campamentos de arriba alaban al Creador.

El “amanecer” significa un estado cuando aprecio el atributo del otorgamiento. Ahora entiendo, sé y siento que el otorgamiento es lo más grande. Antes, miraba sobre el amor, el otorgamiento, la unión con otras personas, y todo  me parecía como una oscuridad, porque no sentía ningún beneficio: “¿Qué puedo lograr de eso? Esto no tiene ningún sentido. ¿Por qué debo hacer esto?”. Todo me parecía sin ningún sabor.

Pero seguía estudiando y trabajando en el grupo, y sobre mí actuaba la Luz que Reforma. Esto se denomina el trabajo durante la noche. Entonces, llega un estado nuevo: dentro del hombre se despierta el atributo del otorgamiento, la intención de otorgar. Esto significa que para él empieza a amanecer. Todos estos son nuestros estados internos, y no los cambios externos.

Entonces, varios portones se abren de todos los lados (a la derecha y a la izquierda). Y el portón de Abraham, Jesed (misericordia), se abre en la congregación de Israel, Maljut, para convocar a todos los pueblos del mundo a disfrutar Jasadim (las misericordias).

De esto empiezan, de la misericordia, del Jasadim. ¿Cómo uno logra el amanecer? Primero él se corrige  con ayuda del atributo Jesed (la misericordia), y entonces ve la luz del amanecer, la luz Jasadim. Por eso, la plegaria matutina se llama “Abraham”.

Está escrito, “Y Abraham plantó un tamarisco en Beer Sheva”, pues Maljut es denominada Beér Sheva y Abraham plantó allí el árbol de Jesed (la misericordia).

Todos los cambios que vemos: el día, la noche, el sol, la luna, todo ocurre sólo con relación al ser humano.  Con nuestros procesos internos, despertamos estas fuerzas una tras otra o todas juntas y de este modo sentimos el transcurso del tiempo.

 “Salió el sol” significa que el hombre puede revelar la luz de Jojma vestida en la luz Jasadim.  Si sólo puedo revelar la luz Jasadim, es el tiempo de amanecer, antes de la salida del sol. Si ni siquiera puedo revelar la luz Jasadim según mis deseos, esto se llama la noche.

También ahora estamos en el océano sin fin de la luz Jojma, pero no tenemos los deseos del otorgamiento, Jasadim, por eso no podemos revelar ninguna luz.

(Extracto de la lección nocturno sobre El libro del Zohar, correspondiente al 06 de febrero 2010)

Material Relacionado:

Cómo convertir la noche en día

La oscuridad está llena de luz

Tenemos que unir los dos mundos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: