Cuando cae la noche

rav_2008-11-07_blackpool_lesson_12_w[1]El Zohar, Capítulo Metzora, Punto 6) Cuando cae la noche y los portones se cierran, la Nukva del gran abismo despierta, y varios ejércitos de dañadores andan en el mundo.

Esto es el estado interno del hombre —que puede ocurrir durante mediodía soleado—, pero se sentirá como durante medianoche, en la oscuridad, bajo el dominio de las fuerzas malas.  Pero, por lo menos, él se dará cuenta que esto es la noche, la oscuridad y un dominio malo. Porque a veces piensa que todo va bien y le espera un éxito.

En ese momento, el Creador envía el sueño a todas las personas en el mundo (esto ocurre dentro de una persona). Él envía el sueño incluso a aquellos que ya tienen un despertar de vida, es decir, a los justos (dentro de mí).

Todos estos pensamientos y deseos —los cuales me unían con las otras personas, con los que intentaba revelar al Creador, deseando que me corrijan desde arriba— también se apagan, se secan dentro de mí y desaparecen.

Y los espíritus deambulan por el mundo y anuncian asuntos a las personas en sus sueños. Parte de éstos son falsedad y otra parte son verdad. Y las personas están en sus sueños.

Si esto hubiera sido una pura mentira, podríamos descubrirlo. Se sabe de la ciencia de la Cabalá que si uno desea dar por verdad el engaño, él debe al principio decir algo verdadero y después mentir. Entonces le creerán.

El Zohar, Capítulo Metzora,  Punto 7) Y cuando el viento del norte despierta en la noche y la noche se divide, surge una llama y golpea bajo las alas del gallo y éste llama. Entonces el Creador entra en el Jardín del Edén para entretenerse con los justos.

El “gallo” dentro de nosotros significa la fuerza de superación, con la cual el hombre trabaja durante la noche antes de amanecer.

La palabra “gallo” en hebreo tiene la misma cantidad numérica (gematria) que tiene la palabra “varón”.

Y entonces un heraldo viene y clama, y todas las personas (dentro de mí) despiertan en sus lechos. Y aquellos, que tienen un despertar de vida, salen de sus lechos para el servicio a su Amo y se esfuerzan en la Torá y en alabar al Creador hasta que llega la mañana.

De esta manera el hombre siente todo lo que ocurre dentro de él.

(Extracto de la lección nocturno sobre El libro del Zohar, correspondiente al 06 de febrero 2010)

Material Relacionado:

La patente espiritual para despertar con los pensamientos correctos

La oscuridad está llena de Luz

Déjame ir, pues ya ha amanecido

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: