El amor mueve todo

laitman_2009-09_2145_wPregunta: ¿Qué tiene de especial El libro del Zohar para causar en nosotros reacciones tan fuertes?

Respuesta: No es un libro sino que un mecanismo, cuyos botones presionas sin saberlo. Y además, estudiamos El Zohar con un enorme grupo de personas en todo el mundo. Somos muy diferentes pero queremos lo mismo, y por eso presionamos fuertemente estos botones.

Simplemente no reconocemos esto, como un niño que grita sin comprender el revuelo que él causa con sus gritos en la casa. Ya que el adulto no puede desconectarse, su grito causa una gran inquietud. Le puedes decir a un niño grande: “¡Ve a tu habitación y no me molestes!”. Pero no puedes hacer lo mismo con un niño de un mes de edad. Por eso estás con él, distrayendo la mente de la preocupación.

Esa inquietud se la causamos a la Fuerza Superior. Así funciona sobre nosotros el libro de El Zohar. Y en realidad no es la acción del libro. Tú te encuentras en el sistema entero del universo que activas por tus acciones a través de este libro; y por el grito activas el deseo de revelarlo. Es semejante a un niño que despierta al padre (АBА), a la madre (IMA), a los vecinos, a todo el mundo, haciendo trabajar a las fábricas que hacen comida infantil, los pañales, todo el mundo infantil. ¿Él sabe qué es lo que hace? ¡No! Pero mira cuántas cosas hace todo el mundo para los niños.

En lo espiritual ocurre lo mismo. El amor lo mueve todo. Nosotros, aún sin comprenderlo, involucramos al sistema y éste comienza a influirnos en forma reciproca. Pero no conforme a nuestra exigencia infantil y egoísta, sino en forma suave y con gran caridad, enseñándonos y ayudándonos a avanzar hacia el otorgamiento.

Te encuentras entre dos fuerzas: la fuerza egoísta tuya de abajo y la fuerza de Luz Circundante de arriba. Ellas te presionan en dos direcciones y te sientes como entre el cielo y la tierra. Al abrir El Zohar, entraste en el sistema de la Fuerza Superior.

Es un sistema completamente diferente y esto significa que vas por el camino de la Torá, el camino de la luz. Antes te desarrollabas según la necesidad, en el proceso de evolución, como toda la Naturaleza.

Tu deseo de disfrutar siempre buscaba dónde se está mejor y hacia dónde huir de los golpes. Pero así no avanzabas al Creador, sino que buscabas una esquina más cómoda. Así era nuestro desarrollo hasta el día de hoy. Ahora activas sobre ti una fuerza completamente diferente.

(Extracto de la lección nocturna sobre El libro del Zohar, correspondiente al 4 de febrero 2010)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: