El camino agradable

clip_image001_thumb16[1]El Zóhar, Capítulo Miketz, Punto 100) Por eso, aprendimos que cuando empieza el Shabat, todos los malvados en el infierno descansan y tienen libertad y respiro. Y cuando el Shabat termina, debemos despertar sobre nosotros la alegría superior, para salvarnos de ese castigo de los pecadores que son juzgados desde ese momento en adelante. Y debemos despertarnos y decir, “Sea lo agradable del Señor sobre nosotros”. Esto es lo agradable supremo, la alegría de todo, el Mojin de YESHSUT. Y sobre esto está dicho, “Sus caminos son caminos agradables”.

“Los malvados”, se refiere a los deseos que nos dan la sensación de estar en el “infierno”. Es un sentido de vergüenza que se evoca porque reconocemos el atributo de otorgamiento y en contraste, ver nuestras propios atributos no corregidos.

Tenemos que aprender a ver cada una de nuestras propiedades dentro de ese estado. La corrección de nuestros deseos es imposible sin sentir “el infierno” en cada una de nuestras propiedades no corregidas que son opuestas al Creador.

Por lo tanto, cuando somos capaces de reconocer nuestras propiedades no corregidas opuestas al Creador y llegamos a la corrección, todos los caminos se vuelven “caminos agradables”. Somos nosotros los que decidimos que es así.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta