El lenguaje del Zohar lo puede todo

izuchayu_knigu_100_wp[1]Está escrito que el lenguaje del Libro del Zóhar lo puede todo. ¿Qué significa que lo puede todo?

Nosotros existimos dentro de un sistema en el que construimos una vasija (Kli) para “la revelación de Su Divinidad a Sus criaturas en este mundo”. Este es el propósito de la sabiduría de la  Cabalá y la finalidad de toda nuestra existencia. Este sistema está compuesto de almas que están separadas a consecuencia de un rompimiento desde Arriba. Y ahora en el espacio que existe entre nosotros, independientemente de nuestros puntos en el corazón, estamos construyendo una vasija para la percepción espiritual.

untitled.bmp 21

Esta debe ser nuestra intención: ¿nuestra conexión es lo suficientemente poderosa para que la vasija pueda volverse semejante a la Luz, es decir en una vasija otorgamiento? En cuanto se asemeje aunque sea un poco a la Luz, Ella se revelará debido a  la ley de la equivalencia de la forma.

Esta es la razón de todos nuestros encuentros y congresos.  Todo nuestro trabajo tiene como fin construir esta vasija común – la vasija de otorgamiento. Y en su creación hay un fenómeno muy interesante. Por supuesto cada uno debe pensar en la conexión entre nosotros,  en el compañerismo, la garantía mutua, “como un solo hombre con un solo corazón”, que son la condición para la creación de esta vasija y la revelación dentro de  ella del Creador, pues de lo contrario Él no se nos revelará.

Sin embargo, es posible que yo trabaje arduamente y los demás retrasen la creación de la vasija común, al no realizar los esfuerzos que son necesarios para la revelación. Éste sería el motivo de que el proceso se detenga.  Es posible que aunque yo haya realizado un gran trabajo, y la vasija haya alcanzado su potencia, yo no perciba este estado, no sienta los resultados de estos esfuerzos.  Se debe a que en la vasija común todos dependen de todos. Esto se llama la garantía mutua, donde cada uno es responsable de todos para lograr una dirección correcta o una incorrecta.

En la dirección correcta, todos pueden apoyarse entre sí, ayudar a los demás a despertar y a trabajar en la garantía mutua positiva. Una garantía negativa sería que todos estén unidos, queriéndolo o no, en vista de que el sistema ya está formado desde el estado Alef en el Infinito.  En ese caso, cada uno influye a los demás, pero en la dirección incorrecta, con su pereza, negligencia, que logra que los demás también sientan la falta del deseo de avanzar, no distinguir la meta.

Pero en cualquier caso, como dicen los cabalistas, el lenguaje del Zóhar tiene el poder de alcanzarlo todo. Todo nuestro avance se graba, permanece y se encuentra en el sistema. E incluso si esto no se revela, de cualquier forma nada desaparece en la espiritualidad, por lo que ninguno de nuestros esfuerzos se esfuma: todo se queda y se conserva en el sistema.

En cuanto nuestra vasija común se asemeje, aunque sea un poco, a la Luz, al otorgamiento, La Luz se revelará. Depende de los amigos, de su unidad, la creación de la vasija común para la percepción de la espiritualidad.

Por eso hay que tener una correcta intención antes de empezar la lectura del Zóhar, hay que hacerlo con la sensación de que todo se construye en la unión entre nosotros, y cada uno tiene que cuidar a su amigo.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zóhar correspondiente al 1 de febrero 2010)

Material Relacionado:

No puedes lograr nada solo

Detrás de las palabras en el libro del zóhar

La solución a nuestros problemas sociales es corregir nuestro egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: