El sueño no es la mística, sino la realidad

laitman_2009-03_7926Pregunta: ¿Qué es el “sueño” que menciona El Zohar?

Respuesta: Nuestro órgano de la percepción (la vasija, el kli) se llama “deseo de recibir”. En él nos sentimos a nosotros mismos y al entorno, al mundo. Pero sentimos solamente lo que es captado por nuestros órganos sensoriales, es decir, sólo lo que está determinado por ellos como necesario, lo que se encuentra en semejanza con éstos.

No sentimos nada de lo espiritual, del otorgamiento o del amor; y no sentimos el otro mundo que se basa, no en la recepción, sino en el otorgamiento. Incluso, nuestro estado no es todavía el sueño del estado espiritual, sino que se encuentra más abajo de éste último. Es lo que se denomina “kista de hayuta”, una delgada luz que nos vivifica.

Esta luz – reshimo (el gen informativo) – nos da la sensación de existencia en una realidad, para que, a partir de ésta, podamos elevarnos a lo espiritual.

Y esta realidad – que aparece ahora ante nosotros – posteriormente desaparece. Esta sensación nos es dada especialmente para que en nuestro desarrollo espiritual nos sintamos independientes del Creador y podamos desarrollarnos autónomamente.

El nivel del “sueño” se encuentra más arriba de la realidad de este mundo. Pero existen muchos tipos de sueños, malos y buenos. El Zohar nos cuenta sobre los sueños de los ministros del Faraón, sobre los sueños de José.

Hay un sueño en el cual la persona entra en forma intencionada, bajando desde un nivel más alto a uno inferior, al nivel del sueño. Hay un sueño cuando llega la noche, o sea la oscuridad espiritual, y nosotros dormimos. En él, entonces, nos viene un sueño sobre una parte del Mundo Superior.

Por un lado el sueño llega desde la unión con un nivel más alto. Por otro lado, para esto, es necesario perder el nivel inferior. Pero en cualquier caso se trata de los estados de nuestro deseo, el cual puede estar en un nivel completamente desconectado de lo espiritual, en un nivel de este mundo o en uno más alto que está un poco conectado con lo espiritual y es llamado “sueño”.

El sueño es, no lo místico, sino la realidad en la cual se encuentra el hombre que se eleva por los escalones espirituales. O él avanza y entra en forma intencionada en el estado del sueño, o este estado se le entrega de arriba.

(Extracto de la lección nocturna sobre El Libro del Zohar, correspondiente al 4 de febrero 2010)

Material relacionado:


De la lección nocturna del Libro del Zohar, 03/02/2010

Estábamos como en un sueño

La realidad que percibimos es como un sueño

¡No Temáis al Sótano Oscuro!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta