Muchas lágrimas se han vertido sobre el libro de El Zohar…

laitman_2009-11_8747

Ravi Najman del Breslav: “Muchas lágrimas he vertido sobre el libro de El Zohar, antes de que fuera digno de entender”…

Cuando pienso en el deseo corregido, me imagino todo esto como mío. ¡No existen los otros; ellos están dentro de mí, y todo esto soy

YO! Por eso, cuando leo el Zohar, imagino que todo sucede dentro de mí.

Las montañas, las cimas, el riachuelo que sale del jardín del Edén, arriba-abajo, material-espiritual, Faraón, Moshe, Abraham, hombres y mujeres que se casan y tienen hijos. Todo esto sucede en mí, dentro de mis deseos. No hay nada más.

Así, los distintos fenómenos –que se encuentran en mi deseo– me indican lo que me está sucediendo. El Zohar me habla de lo que sucede dentro de mí; de lo que ocurre en todo esta enorme vasija del deseo en la que está incluido todo. Fuera de ella no existe nada. Toda la realidad está en mí.

¡¿Y, dónde está entonces el Creador?! ¡Él también está dentro! Si puedo llegar, en este deseo, a la unidad, el otorgamiento y el amor entre todas las partes, significará que he descubierto al Creador.

Porque el Creador se llama “Bo-Re” – “ven y ve”. ¿Dónde? Dentro del deseo, allí donde se encuentra la luz. La luz se percibe sólo en el deseo.

Cuanto más intentarás cambiar tu punto de vista hacia lo anteriormente citado, más fácil saldrá. Simplemente hay que quitarse los lentes, a través de las cuales vemos el mundo, y empezar a mirarlo con otro enfoque.

Entonces, de repente, descubriremos que la realidad resulta totalmente distinta a como estamos acostumbrados. Sólo hay que quitar de ella la imagen habitual que tenemos del mundo.

El Zohar está escrito con este lenguaje a propósito, como si hablara de nuestro mundo. Nos narra la historia de alguna familia: Abraham, Isaac, Jacob, el pueblo que sale de Egipto…

Nos los explica así a propósito, para que del enfoque habitual de este mundo nos pasemos al segundo enfoque, el interior, y veamos que todo sucede dentro de nosotros.

El hombre es un pequeño mundo. ¡Es la condición para poder entender lo espiritual!

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 05 de febrero 2010)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: