No se elige la medicina por su sabor

laitman_2009-12-25_2594_wpPregunta: ¿Por qué después de la lectura del libro del Zohar tengo una sensación de abatimiento y confusión?

Respuesta: Tener el abatimiento y la confusión no son ni buenos ni malos. Tenemos que aceptar cualquier estado como el resultado deseado. Porque el Zohar es una medicina.

Hay medicinas que el organismo tolera muy mal, provocan reacciones muy desagradables y efectos secundarios. ¡Pero las tomamos, porque no tenemos otra salida! Como la quimioterapia y radioterapia.

Cada medicina es un veneno, no en vano el símbolo de la medicina es una vasija con la serpiente. Así funciona la ley de la semejanza de las cualidades. El mal que se revela gracias al veneno, nuestro deseo egoísta, se puede neutralizar y corregir con la ayuda de otro veneno, también el deseo del placer.

Por eso, no importa que a veces me sienta inspirado después del estudio de Zohar, y otras veces confuso. Tengo que tomar todo esto como una medicina. Si por mi parte he hecho todo lo que he podido, los resultados no me deben preocupar en absoluto.

Que esté confundido y sin sentir nada, en un pésimo estado de ánimo o, al revés, eufórico, esto no tiene ninguna importancia. Sé que tengo que pasar por todo esto, porque es el efecto del proceso de sanación.

Ya me acostumbré a ello y no le doy importancia. ¡Todo pasará! Lo importante es subir rápidamente a los nuevos estados. Es la señal del progreso.

(Extracto de la lección nocturna sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 28 de enero 2010)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta