Nosotros nos encerramos en el calabozo

clip_image0014El Zóhar, Capítulo “Miketz”, Punto 34)  “José estaba triste”, con la tristeza del espíritu y con la tristeza del corazón, porque se encontraba preso allí. Cuando Faraón mandó por él, está escrito, “Y rápidamente lo sacaron”, es decir, que hizo las paces y le contestaron con palabras de alegría, palabras que deleitan al corazón, debido a que estaba triste por encontrarse en el calabozo. En el comienzo, él cayó en el calabozo, pero del calabozo, ascendió después en grandeza.

Nos parece que la historia de José habla sobre las cosas materiales y los cambios por los que atraviesan. José cae en un pozo y luego asciende a la grandeza. Vemos un desierto, un Faraón, los ministros del Faraón, una prisión, etc.

Sin embargo, de hecho, es José mismo quien decide cómo ver la realidad. José decide si cae en un pozo, o se encuentra en el palacio del rey. Decide si es de día o de noche. Percibe cada una de sus condiciones conforme a su nivel de revelación del Creador, así como a lo que piensa sobre esta conexión con el Creador, y acerca de la situación en la que se halla.

En realidad siempre estamos en el estado de llenado infinito. Sin embargo, nuestra percepción no corregida nos pinta imágenes que no están corregidas todavía. Las escenas que vemos son un reflejo de nuestra actitud y juicio con respecto al Creador y Su papel al gobernarnos. La situación en la cual nos encontramos es, de hecho, nuestra evolución de la actitud del Creador hacia nosotros. Por eso, somos nosotros los que creamos nuestro propio estado.

 Material Relacionado:

Yo me afané y descubrí” – una guía del zóhar

Un rompecabezas con siete mil millones de partes

Y la oscuridad brillará como la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta