Para que no esté silenciosa el alma

laitman_2009-05-28_8354_w[1]El Zóhar, Capítulo Tazria, Cuando una mujer da a luz,  Punto 86: Y el alma se levanta en la desgracia, en la aflicción por todo y ya no se le abre paso como antes. Sobre esto está escrito, “Quien guarda su boca y su lengua, guarda su alma de problemas”. Su alma, la cual solía hablar, ahora está silenciosa por las palabras malas que dijo. Entonces llega la serpiente, pues todo se ha revertido al comienzo, como antes de que fuera recompensada con un alma…

…Encuentra que el espíritu sagrado del desierto ha sido retirado de él, en cuyo momento, el espíritu impuro está sobre él y lo impurifica y entonces es un leproso. 

¿De dónde proceden las fuerzas malas y de dónde reciben el poder? Éstas existen sólo  si el mismo hombre las revela en su interior y decide que son malas.  Son sus propias cualidades no corregidas, sus deseos malos. Pero si la persona desea corregirlos, entonces éstos se revelan para la corrección y no se consideran como un delito. Además, está escrito: “Quien viene a purificarse, recibe ayuda”. Entonces, la persona recibe la ayuda sin sentir la carga.

Pero,  este mal puede revelarse sin la preparación y la participación del hombre, como todas estas fuerzas malas, que él no corrigió en el pasado y tampoco va a corregirlas. Es así que aparece la serpiente y otras imágenes horribles, con las cuales nos imaginamos nuestra inclinación al mal, nuestro destructor. Todos ellas son las cualidades no corregidas del ser humano que se revelan, no por el deseo de revelarlas y corregirlas, sino simplemente por el modo natural  de la naturaleza.

Entonces  se revelan como una fuerza mala, que daña y actúa contra el hombre. El Zóhar la describe como una fuerza externa, ajena, opuesta a la santidad, pero todo esto está dentro de los deseos no corregidos del propio hombre.

Por eso, no hay que pensar que ocurren algunos eventos inesperados que nos envía el Creador. Todos los eventos se despliegan sólo dentro de nosotros y hay que estar siempre preparados para cada revelación, para usarlo en la corrección. Entonces, esta revelación será para nuestro bien.

(Extracto de la lección nocturna sobre El libro del Zohar, correspondiente al 13 de febrero 2010).

Material Relacionado:

Los esfuerzos son la recompensa

Avanzando desde las ramas a las raíces espirituales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: