Tenemos la posibilidad de corregir el mundo

laitman_2009-06_1300_w[1]Lo más importante en el futuro congreso es nuestro trabajo interno. A través de una correcta intención, tenemos que hacer sentir a todos los que vengan y a todo el pueblo de Israel que si unimos ahora el atributo de “Isra-el” (es decir, “directo al Creador”, que existe en cada hombre del mundo, disperso entre klipot), esto nos llevará a la corrección del mundo.

Si se nos ofrece esta posibilidad, es el signo de que ya no hace falta una mayor cantidad de personas para conseguir el descubrimiento espiritual.

Si se nos ha dado la posibilidad de recoger las fuerzas en todo el mundo y en Israel en tal medida, es el signo de que sólo nos falta la conexión entre nosotros, y no la cantidad de gente.

Esta cantidad ya es suficiente, solo falta la unión. Si nos unimos, “la vela” se encenderá. Porque con nuestra unión estamos construyendo una pantalla común, y entonces la luz la enciende, en un instante.

Tú tienes el aceite que es el deseo de recibir placer, la pantalla en cualidad de la mecha, y la luz superior que se encuentra por encima de la mecha.

En el caso de que tengas la pantalla, o sea el deseo de asemejarte a la luz que une tu deseo de recibir placer con la luz (porque la pantalla es la fuerza de la superación, cuando quiero unirme a pesar de mi egoísmo, el cual me separa de los demás), esto sucede y aparece la conexión.

Todo nuestro trabajo y la concentración de los esfuerzos están únicamente en este punto de conexión de la pantalla o “la mecha”. Abajo el aceite, arriba  la luz, y en medio está este punto, en el cual tenemos que unirnos todos juntos. Entonces el fuego arderá.

Antes creíamos que nuestra difusión en todo el mundo y en Israel traería la luz y el descubrimiento.

Pero, si nos ofrecen la oportunidad de realizar este congreso, entonces la carencia esta solamente en la conexión interna. La masa crítica ya existe.

Ahora, junto con todos nuestros compañeros en todo el mundo, tenemos que pensar en que deseamos encender este punto del contacto, esta “vela”.

Tenemos todas las posibilidades de conseguirlo. Todo depende de nosotros. Tenemos el aceite, tenemos la luz, hay la reunión de las almas, hay una determinada conexión.

No importa cuánto todos nosotros sabemos y comprendemos. Cada uno sólo debe, hasta donde pueda, añadir su deseo de conexión entre el aceite y la luz, o sea, superar su ego para crear la mecha (el otorgamiento) sobre el aceite (el egoísmo).

Y entonces, esto sucederá. Nosotros debemos crear esta mecha, la pantalla y la luz reflejada.

¡Es imposible hacerlo solo, pero es fácil hacerlo juntos!

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 17 de febrero 2010).

Material Relacionado:

El ataque

Tenemos todas las condiciones

Tu vas a encender las velas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta