Todo consiste de las mismas diez Sefirot

clip_image001_thumb12[1]El Zóhar, Capítulo Miketz, Punto 178) El Creador hizo al hombre para se fortificara en la Torá y marchara por el sendero de la verdad y por el lado derecho, y no para marchar del lado izquierdo. Y debido a que las personas deben marchar por el lado derecho deben aumentar el amor uno por el otro. Es porque el amor es asociado a la “derecha” y no debe existir odio entre uno y el otro, que es asociado con la izquierda para no debilitar a la derecha – que es el sitio al que se apega Israel.

Este párrafo parece hablar sobre la vida en una sociedad o grupo corregido, pero tenemos que descifrar lo que significa a través de nuestros discernimientos interiores. No hay diferencia cuando El Zóhar habla sobre una aparentemente asamblea externa de personas, o sobre una reunión de las propiedades interiores de un alma. Todo es lo mismo, puesto que todo consiste de las mismas diez Sefirot. Todos contenemos la vasija de nuestra alma común (Adam HaRishon) y los mismos estados internos de diez Sefirot existen en cada uno de nosotros.

Por eso es que algunas veces El Zóhar utiliza definiciones interiores cuando describe nuestras propiedades o cuando nos dice acerca de cómo debe ser el grupo; algunas veces describe solamente a una persona o animales. Debemos intentar ver múltiples niveles al mismo tiempo: el nivel interior de nuestra alma, el nivel de nuestro grupo y nuestra conexión con los amigos, y el nivel de la humanidad.  En el futuro, todos estos niveles se unirán.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: