Una astilla en el cuerpo del universo

laitman_2007-03_ba-iam_045_wp[1]El sistema de la Naturaleza es perfecto y divino. En cuanto queremos pertenecerle, cado uno vertemos nuestro deseo en la vasija general, en Maljut, para conectarnos con ella incluso un poco.

Pero hoy nos encontramos fuera de este sistema, y en nosotros se encuentra sólo una mínima chispa (Kista de Hayuta), la cual nos vivifica en nuestro mundo. Somos como un absceso en este sistema, detenidos en una cápsula aislada. Como una astilla en el organismo, que es aislada en una cápsula para proteger y separar esta zona dolorosa del resto del cuerpo sano. Así vivimos dentro de este absceso…

(Extracto de la lección sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 15 de febrero 2010).

Material Relacionado:

Se nos recompensa de acuerdo a nuestros esfuerzos

Debemos volvernos parte del sistema de la naturaleza

Un rompecabezas con siete mil millones de partes

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: