¡No morir, sino nacer!

laitman_2009-08_5961_w[1]El Zohar, capítulo Jaiei Sara, p. 172: “Y él hizo arrodillar a los camellos fuera de la ciudad en una fuente de agua”.

“Fuera de la ciudad”, significa en el cementerio. “En una fuente de agua”, lo cual precede la resucitación de los muertos en el cementerio.

Esos son aquellos que se esforzaron en la Torá, ¿pues qué es lo primero que se pregunta a una persona cuando llega a la tumba? 

Si estableció tiempos de estudio para la Torá, tal como está escrito, “Y la estabilidad de tus tiempos”. Y es todavía más cuando él sale, no es lógico que sean resucitados primero.

Pregunta: ¿Cómo a uno, cuando él está en la tumba, ayuda que antes estudiaba la Torá?

Respuesta: Él estudiaba la Torá y gracias a esto logró tal estado, cuando “murió” en su peldaño anterior y “entró a la tumba”, pero ahora está renaciendo y recibe una nueva encarnación, nace en un nuevo peldaño.

El deseo de recibir placer estaba en el estado de embrión (ibúr), pero cuando lo terminó, tenía que nacer. Por eso su estado anterior ahora se denomina su “tumba”.

El mismo útero, donde estaba su vida, su mundo que él vio de un límite hasta el otro y donde estaba creciendo, ahora se convierte en su tumba.

Su deseo egoísta que él anula y con el que no puede trabajar más, debe transformarse en un nuevo estado. 

Y por eso le preguntan: “¿Has estudiado la Torá? ¿Tenías deseo de que la luz te influya? Ahora vas a descubrir tu nuevo estado.

Para esto tienes todos tus esfuerzos, cuales has depositado durante años de desarrollo espiritual dentro del útero,  y ahora este útero se convierte en tu tumba y de ella naces con un nuevo deseo.

¿Y con qué podemos llegar a un nuevo peldaño? ¿Por qué no sobresaltamos estos peldaños? Porque debemos acumular unos deseos en el peldaño anterior, en los cuales podremos entender y revelar un nuevo peldaño.

Un nuevo peldaño no desciende como algo hecho. Los mismos deseos en los cuales yo estaba antes y con los cuales trabajaba, ahora se perfeccionan y se convierten en un nuevo peldaño,.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zohar, correspondiente al 11 de marzo 2010).

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: