entradas en '' categoría

El Zóhar es nuestro salvavidas

izuchayu_knigu_100_wp[1]Pregunta: ¿Cómo podemos unir los artículos del libro Shamati que estudiamos durante la preparación a la lección del Zóhar con el mismo libro del Zóhar?

Respuesta: Todo lo que estudiamos en la ciencia de la Cabalá está destinado para la unión constante con el Creador.

Necesitamos la Luz que retorna a la Fuente para estar unidos con el Creador, sujetarse a Él, saber cómo elaborar correctamente —y de modo determinado— todos nuestros estados y situaciones, y recordar que todo procede de Él.

Esta Luz debe mostrarme en todo momento que todo procede del Creador y se me ha ofrecido para mi avance. Debo alcanzar la cima y adelantar no por medio de mis fuerzas, sino que atrayendo a mi esta Luz.

Todo el tiempo debo depender de la Luz que retorna a la Fuente. Ella hace conmigo todas las acciones y yo de nuevo la llamo. De este modo, doy vueltas por este círculo todo el tiempo.

El Libro del Zóhar me une con la Fuente de la Luz y por eso es muy importante para mí. El Zóhar es nuestra defensa, nuestro salvavidas.

(Extracto de la preparación a la lección según el artículo número 10 del libro Shamati, correspondiente al 22 de marzo 2010).

Material Relacionado:

Remover el maleficio de hechicería de nuestra vida

Un juego de lo más serio

Toda la humanidad está saliendo de egipto ahora

Cada uno tiene su Egipto

laitman_2008-12-07_6476[1]Pregunta: Ahora me siento muy mal, pero está escrito: “El Creador es bondadoso y hace la bondad” y “No hay nadie más aparte de Él”.

¿Cómo puedo transformar esta mala sensación a una buena para sentir al Creador como bondadoso y haciendo bondad?

Respuesta: Si transformas tu deseo en bueno, sentirás que aquel que te hizo todo esto también es bondadoso y hace bondad según la ley de semejanza de las cualidades.

Te hace falta sólo la cualidad de la fe: del otorgamiento que se extenderá dentro de tu deseo.

Está escrito: “Incluso cuando la espada aguda está levantada por encima de ti, no te desesperarás en su misericordia”, porque todo procede del Creador.

Y cada uno recibe el “endurecimiento del corazón” (el Faraón cuyo corazón endureció el Creador) para salir de su Egipto.

(Extracto de la preparación a la lección según el artículo numero 10 del libro Shamati, correspondiente al 22 de marzo 2010).

Material Relacionado:

Remover el maleficio de hechicería de nuestra vida

Un juego de lo más serio

El salvavidas del creador

¿Por qué hacen la circuncisión a los hombres?

laitman_2009-11_3152[1]Pregunta: ¿Por qué hacen la “circuncisión” (Brit Mila) a los hombres, a pesar que ellos personifican en lo espiritual la cualidad del otorgamiento, y no a las mujeres que corresponden a la cualidad de la recepción?

Respuesta: Exacto, se trata de la corrección de Maljut y es ella la que fuera necesario a corregir.

Entonces, ¿por qué la corrección (la circuncisión de los tres deseos no puros, Klipot) se hace en Zeir Anpin, en el símbolo de las cualidades masculinas?

Antes de la corrección total, el hombre puede tener la intención del otorgamiento sólo para los deseos que están más arriba de Tzimtzum Bet, es decir, sólo para los deseos incorporados en la cualidad de Bina. Los otros deseos es imposible corregirlos, por eso los apartan, no los usan y sólo al final de la corrección los vuelven a utilizar.

La intención del otorgamiento dentro de nosotros se denomina “hombre” y el deseo se denomina “mujer”. Esta intención de otorgamiento se denomina Zeir Anpin, el hombre, la superación.

Uno ve cómo debe organizar y cortar esta intención, qué forma de otorgamiento debe hacerle, para que convenga al Creador.

La parte receptora dentro de mí, Maljut, no tiene ninguna forma. Pero al “otorgante” que está dentro de mí debo hacerle una forma, en la medida de hasta cuánto —y qué precisamente— estoy preparado otorgar.

Entonces, entiendo que no puedo trabajar con mis intenciones, con mi pantalla por toda la profundidad de Maljut. Debo reducir, cortar mis intenciones hasta un límite.

Esta parte dentro nosotros que se denomina “hombre” es el deseo del otorgamiento dentro de nuestra alma.

No se trata sobre algo externo; es mi “otorgante” interior, cuya forma debe corresponder al Creador.

Por eso, uno hace esta corrección sobre sí mismo, “Brit Mila”, limitándose en el uso de algunas partes de Maljut y de este modo avanza en lo espiritual.

Por eso este mandamiento no existe para las mujeres.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 22 de marzo 2010).

Material Relacionado:

El libro del zohar – capítulo “el séptimo mandamiento”

Análisis y síntesis

¿Por qué la mayoría de los israelitas se oponen a las costumbres tradicionales de otras naciones?