Al borde entre la oscuridad y la Luz

laitman_2009-03-18_8399_w[1]Cuando construimos la vasija de nuestra alma común (Kli) para la corrección por la Luz, el nivel de la conexión entre nosotros tiene cuatro etapas.

Y sólo cuando alcanzamos la última etapa, revelamos toda la creación en toda su profundidad, desde comienzo hasta el fin y desde fin hasta el comienzo.

Todo esto se revela en la profundidad de la conexión entre las almas. Como resultado del rompimiento, apareció la posibilidad de revelación.

Estábamos conectados incluso antes del rompimiento del alma común, pero en esta conexión no había revelación, comprensión, sensación de la esencia de la creación.

Después del rompimiento, se reveló el brecha entre las partes de la realidad, es decir, entre las almas.

Y ahora, uniendo todas las almas, revelamos las cinco etapas de Aviut (el espesor del deseo) de la conexión entre nosotros y lo corregimos. Entonces, el mismo Aviut se convierte en Zakut (la limpieza del deseo).

En vez de la conexión natural entre nosotros antes del rompimiento —que existía debido a la Luz—, ahora nuestra conexión existe en base a la revelación de contradicciones y el odio entre nosotros y la corrección de éste.

Resulta que alcanzamos la revelación en la manifestación del odio y en la conexión entre nosotros por encima del odio.

Entonces, podemos sentir la oscuridad del abismo que existe entre nosotros en toda su profundidad, en la cuarta etapa del deseo (Aviut). También podemos sentir la conexión, el amor y la Luz que invitamos desde arriba, es decir, la limpieza de nuestros deseos (Zakut).

Este abismo entre la oscuridad y la Luz, que se manifiesta en la conexión entre nosotros, se llama la revelación de lo espiritual, del Creador, de la creación. Allí alcanzamos la autorrealización.

(Extracto de la preparación para la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 17 de marzo 2010).

Material Relacionado:

En la unidad de los opuestos revelaremos al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta