Como de unos componentes insípidos preparar una comida celestial

laitman_2009-11-29_9923_w[1]Entendemos o no el Zohar, pero deseamos que durante la lectura nos ilumine la Luz que Reforma y esperamos un milagro como resultado.

Un milagro significa que no existe una conexión entre el resultado de la lectura y lo que estoy leyendo ahora, lo que estoy experimentando y siento.

¡No existe ninguna conexión lógica entre mi acción y su resultado, esta conexión está oculta!

Por más que estamos hablando sobre que el Zohar es un sistema superior que conduce a nosotros la luz y nosotros activamos este sistema, conectándonos con él a través de nuestro deseo —como un niño que se esfuerza y crece en este mundo y que no entiende cómo crece, pero paso a paso se hace adulto y se convierte en un hombre—,  todo esto aún no explica este milagro.

Sea que imagino que ahora estoy en el mundo espiritual, pero no lo siento y la realidad es única, y yo la obligo a influirme, como un niño que no entiende lo que hace. Pero aquí hay unas conexiones y acciones sobre mí que no podemos transmitir con palabras. Sólo nos queda tomar esto como un remedio.

Está escrito que el Creador creó en el ser humano el deseo egoísta y como un “condimento” (tavlín) para él creó la Torá, el medio de su corrección, porque la luz contenida en ella retorna a la fuente.

Por sí mismas las especias (sal, pimienta, mostaza…) no tienen sabor agradable y sólo en la conexión con nuestro deseo egoísta —con nuestra naturaleza— crean un llenado sabroso. 

Tampoco podemos usar nuestra naturaleza egoísta: en lugar de llenarnos de modo agradable, nos trae la amargura de la vida.

Por eso, debemos conectar nuestro deseo con las intenciones En este momento, nuestra vida se convierte en una vida eterna y perfecta en la Luz de la Torá.

Mientras no podemos usarlos juntos, sufrimos de nuestro egoísmo y de su “condimento”.

Este estado se llama “lo li-shma”, es decir, el tiempo de la preparación, hasta que la comida y las especias se unirán dentro de nosotros de modo correcto, suficiente y agradable. Poco a poco añadimos las especias a la comida, degustamos si están bien, en línea del medio. ¡Se puede comer y disfrutar!

Pero hasta que no logremos este resultado, debemos esperar con paciencia hasta que la comida esté preparada y se mezcle con especias. Entonces, sentiremos un buen gusto de la comida.

¡Resulta, que el libro del Zohar es un libro sobre una comida saludable y sabrosa!

(Extracto de la lección sobre el libro del Zohar, correspondiente al 14 de marzo 2010).

Material Relacionado:

Esto es un verdadero milagro

La influencia secreta del libro del zohar

La fórmula secreta de un milagro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: