El hechizo espiritual

laitman_2009-11-19_9489[1]Pregunta: Pasamos nuestra vida sólo con la esperanza y nunca logramos el deleite.

¿Qué pasará cuando alcancemos el deseo de otorgar: podremos entonces recibir placer?

Respuesta: Cuando cambiamos la intención egoísta en intención de otorgar, el tiempo desaparece.

Desaparece el mismo concepto de tiempo, porque en lo espiritual no hay pasado, presente o futuro.

Porque estás en el atributo de otorgamiento y no preguntas sobre la causa o el resultado: ¡estás gozando la propia acción del otorgamiento, la acción que experimentas y no necesitas nada más!

Si tienes la posibilidad de otorgar, entonces esto para ti es la recompensa y no necesitas nada más.

Pero tú haces una acción, ¿acaso no te interesa su resultado? La posibilidad de otorgar  es el resultado para mí. Por eso, el concepto del tiempo desaparece y todo está  en total reposo.

¡El egoísmo nos promete el futuro, pero en lo espiritual no hay futuro, todo existe en presente!

Siento el futuro sólo si revelo en mi estado actual la carencia del otorgamiento, deseo otorgar más e intento hacer esto.

Como si quiero llegar de un pequeño Mundo del Infinito a uno más grande.

Y esto también sólo es posible con ayuda del hechizo: los deseos egoístas que me ayudan.

Ellos me revelan mi estado de imperfección: la impureza de mi otorgamiento.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zohar, correspondiente al 09 de marzo 2010).

Material Relacionado:

El espacio, el tiempo y el movimiento no existen

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: