Lee El Zóhar y cultiva el deseo

25_100_wp[1]El estudio de El Zóhar sucede en algunas etapas.

Tenemos que permitirle a luz trabajar sobre nosotros. Por eso se requiere repasar lo leído.

Cada vez que leemos la luz trabaja y comenzamos a sentir y a comprender más lo leído.

Recibiremos las primeras reacciones interiores —el comienzo de la revelación—, de las que ya será posible comenzar la explicación.

Ya que cuando leemos por la primera vez, es sólo para crear en nosotros la capacidad de percepción, la vasija (“Kli“).

Cuando la luz llega por la primera vez, no entra adentro, sino que sólo crea el deseo en ti.

La primera falta no se considera como pecado porque no puede ser reconocida, ya que no existe Kli. Sólo la repetición se llama pecado, ya que la repetición causa la impresión.

Por eso por ahora se requiere simplemente leer más de una vez. Después, dentro de nosotros, de pronto aparecerán unas impresiones, a través de la niebla surgirá el Mundo Superior.

 (Extracto de la lección sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 11 de marzo 2010).

Material Relacionado:

Esto es un verdadero milagro

Un trabajo tan simple

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: