Nosotros causamos nuestros propios males

combat_thumbEl Zóhar, Capítulo Jaiei Sara, Punto 41) Así son los caminos del Creador. Si Él da riquezas a una persona, es para nutrir al mundo y para que se cumplan Sus preceptos. Si él no los cumple, sino que se enorgullece por su riqueza, él será golpeado en ello, como está escrito, “La riqueza guardada para su dueño será para su daño”.

De igual forma, cuando el Creador les dio a ellos la belleza del bien superior de Adam HaRishon, Él se los dio a ellos para observar Sus preceptos y para hacer Su voluntad. Ellos no lo hicieron, sino que fueron orgullosos; y ellos fueron golpeados en esa misma belleza con la cual ellos fueron bendecidos.

Por lo tanto, una persona que se lamenta, “¿Por qué el Creador me trata de esta forma?” tiene que comprender que la persona misma es la que provoca su propio daño. Somos nosotros lo que causamos nuestros golpes y no estamos empleando correctamente las oportunidades que el Creador nos dio para elevarnos. Tropezamos con estas mismas oportunidades, caemos y entonces básicamente nos golpeamos solos. Esto es lo que El Zóhar nos dice, “Ellos fueron golpeados en esa misma belleza con la cual ellos fueron bendecidos”.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta