Nosotros mismos nos creamos los sufrimientos

laitman_2009-11-19_9477El Creador no me envía el sufrimiento. La sensación de sufrimiento es en realidad el deseo que se despierta en mí y que no se encuentra en equivalencia de forma con la luz superior. Y esto se puede manifestar respecto a la salud, el dinero, la fama, el poder, la seguridad, la esposa, los niños, todo el mundo. Siento la presión, las molestias, distintos problemas. ¿Por qué? La causa es el deseo que es contrario a la luz, él crea en mí esta sensación.

¡Esta sensación no llega de la luz! La luz se encuentra en una paz absoluta, es generosa y trae el bien a los pecadores y a los justos. ¡Pero en mis cualidades no soy semejante a ella!

Si en mí se despierta un deseo de 10 kg, tendré que asemejarme a la luz en estos 10 kg, o sea construir por encima de este deseo “la intención del otorgamiento”. ¡Entonces, me encontraré en mi pequeño mundo del Infinito!

Después, mi deseo crecerá hasta 12 kg, y tendré que corregir mi intención por el otorgamiento en 2 kg más, y me sentiré en el mundo del Infinito todavía más grande, etc.

Pero si mi deseo egoísta crece de día en día —y quiero utilizarlo cada vez más, explotando a los demás para mi propio beneficio—, en vez de unirme con ellos en el otorgamiento del alma común al Creador, siento el sufrimiento en este deseo.

¡Es el sufrimiento del mismo egoísmo por su oposición a la luz que le rodea! ¡Nosotros mismos creamos estos sufrimientos, no el Creador! Él es perfecto. ¿Cómo entonces puede cambiar?

Ahora mismo estoy en un mar de luz, pero si no intento ser igual a ella —en la medida de los pensamientos y deseos que se descubren ahora en mí—, me sentiré mal, y mañana todavía peor que hoy.

Intenten mentalizarse de tal forma que cada momento sea para lograr la semejanza con la luz. La luz es el otorgamiento y el amor hacia el prójimo, la unión de todos. Todos los deseos particulares, las almas separadas se unirán, y este único gran deseo será semejante a la luz. ¿Cómo hacerlo, como ir a favor de esto? Empieza a pensar en esto y verás que tus sufrimientos se acabarán. ¡De repente se descubrirá que tu deseo —que intenta llegar hacia la luz— en realidad es semejante a ella!

Y ahí te sentirás como la luz, como el Creador. ¡Tienes una metodología para esto, todos los medios!

(Extracto de la lección sobre el libro Shamati, correspondiente al 05 de marzo 2010)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: