Tzimtzum Alef y Tzimtzum Bet

fila_obyasnenie_100_wp[1]Pregunta: ¿Cómo el hombre siente la transición del estado de la segunda restricción (Tzimtzum Bet) a la primera restricción (Tzimtzum Alef)?

Respuesta: Pensamos que Tzimtzum Bet con su trabajo en las tres líneas es más difícil, pero en él es completamente claro en cuánto soy capaz de usar el deseo, en cuánto no soy capaz de hacerlo y en cuánto debo anularme.

Al parecer, Tzimtzum Alef es algo muy fácil a imaginar, ya que todo lo que existe allí es un deseo, la Luz y la pantalla. Es decir, existen yo y el Creador: soy el invitado y Él es el Anfitrion.

Pero esto ocurre sólo si llegas de arriba a abajo y tienes la fuerza. Es como si con muchísimo dinero llegas a un restaurante y pides la comida sin preguntar el precio. Esto se llama Tzimtzum Alef.

Pero no nos encontramos en tal estado corregido, con tales deseos corregidos, cuando todo está revelado ante mí.

Si me encuentro bajo la segunda restricción (Tzimtzum Bet), evalúo todo el tiempo: cuánto tomar, qué y por qué.

Es como si viniera a un supermercado con 50 shekels en el bolsillo, pero tengo que comprar productos para dar comida a toda la familia. Entonces, vas y compruebas los precios y qué requieres.

Así funcionamos mientras en nuestra corrección de abajo hacia arriba. No tenemos fuerzas y nos alegramos con cualquier posibilidad de avanzar hacia el otorgamiento. En tal camino, nosotros extendemos poco a poco las fuerzas del otorgamiento.

(Extracto de la lección sobre el libro Beit Shaar HaKavanot, correspondiente al 23 de marzo 2010).

Material Relacionado:

La luz superior nos sujeta como un imán

El sueño no es la mística, sino la realidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta