Un sendero estrecho que me lleva

laitman_2009-11-29_9923_wEn el texto original del Zohar no hay división entre los párrafos con números y los artículos. Es un texto continuo. La Torá está escrita sin espacios, de principio a fin. La división se hizo para nosotros, porque somos tan pequeños que no podemos recibir e incluir el texto como un todo en nuestro interior.

Por eso, cuanto más avanzamos en el desarrollo de las generaciones y nos alejamos de los tiempos en los que se escribió el Zohar o la Torá, tanto más necesitamos la división del texto en partes, párrafos, capítulos con títulos. Para nosotros es muy difícil concebir solamente las líneas de las letras. Sin embargo, nuestro trabajo en la corrección del deseo humano es mirar las líneas de las letras y asemejarnos a ellas en nuestra intención (de este modo está escrito el libro de oraciones cabalísticas).

Por eso, Baal HaSulam dividió todo el Zohar en párrafos y artículos y, además, quiso añadir los prefacios, las determinaciones y las explicaciones al principio del texto. Con esto, quiso equilibrar el texto del Zohar con respecto a su comentario sin limitarse sólo a escribir las explicaciones, sino que marcar en el texto del Zohar la línea media.

Porque sin esto, no podemos equilibrar este texto en nuestro interior para que él se vista en nosotros, en la línea media.

Él no nos da explicaciones, sino que nos toma y nos mueve durante la lectura del libro. De este modo sintoniza nuestra visión, enfoque o sensación, haciéndolos pasar por la línea media, por la mediana de oro.

Por eso, debo recibir con agradecimiento todos los comentarios, largos o cortos, y usarlos, entendiendo que con esto estoy construyendo mi línea media. Para esto está destinado el comentario Sulam. Sin él, el Zohar constaría sólo de dos líneas, como toda la Torá, porque la línea media la debemos construir nosotros mismos. Y el comentario Sulam nos ayuda en esto.

Por eso, este comentario se denomina Sulam (escalera) porque está construido en forma de escalones. Nuestro cometido es simplemente subir por ellos.

Para esto debemos esforzarnos, pero la escalera ya está hecha. Sólo debes empujarte a ti mismo un poco hacia delante y comprobarás que, de esta forma, no perderás el camino.

Por eso, Baal HaSulam explica que, después de escribir su comentario sobre el libro del Zohar, él está seguro de que ahora el hombre no podrá equivocarse y que le espera un ascenso espiritual maravilloso, gracias al cual podrá lograr la revelación de Mashíaj, es decir, la luz que corrige.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar correspondiente al 04 de marzo 2010)


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: