entradas en '' categoría

¡Y esto no son bonitas promesas!

laitman_2010-03-12_9587La ciencia de la Cabalá anula la muerte y, con esto, revela la única acción que podemos hacer.

En todo lo demás, actuamos por obligación. Estamos totalmente bajo el poder de la Naturaleza. ¿En qué exactamente nos ayuda la ciencia de la Cabalá?

Dedicamos nuestra vida a olvidarnos de la muerte, como si tomáramos drogas para cerrar los ojos y no ver la verdad. Estamos en un juego de persecución del dinero, del honor o del poder, como si hubiéramos tomado opio.

Pero, la Cabalá da a la humanidad la solución a este problema tan importante, explicándonos cómo hallar la existencia eterna. Nos enseña cómo aquí y ahora pasar suavemente a la dimensión adicional sin dejar esta vida, junto con ella.

Es el sentido de lo que está grabado en las tablas de Moisés: “¡La libertad del ángel de la muerte!”. La Torá propone: “¡Mira qué te propongo: la muerte o la vida! … ¡Elija la vida!”.


Pero, debido a que esta oportunidad estaba oculta, la gente aprendió a perder la memoria. Nuestra difusión de la Cabalá debe incluir la explicación de esta posibilidad: además de la vida buena en la tierra alcanzar la existencia eterna. Cuando las masas sean conscientes de esta posibilidad, preferirán no escapar del pensamiento de la muerte.


Como muestra la práctica del desarrollo espiritual, el hombre empieza a percibir la posibilidad de sentir a sí mismo eterno sólo después de la enseñanza inicial, gracias a la influencia de la Luz Superior. Esto sucede en la medida de la aproximación a las cualidades del Creador (al “otorgamiento”).


Con esto, el hombre entra en la eternidad y siente a sí mismo existente en la corriente infinita de la vida. Lo puede alcanzar cada uno.

(Extracto de la lección según el artículo La Libertad de Baal HaSulam, correspondiente al 15 de abril 2010)

Material relacionado:

De la lección de Baal HaSulam “Libertad”, 15.04.2010

Metodología del nacimiento espiritual


El templo que está en tu corazón

laitman_2010-02-02_2054Pregunta: ¿Por qué para el proceso de la corrección fue necesario pasar por la destrucción de los dos Templos?


Respuesta: La vasija espiritual corregida debe “recibir para el otorgamiento”. Pero, primero hay que alcanzar la corrección de la intención (es decir, otorgar) y después “recibir para el otorgamiento”.


Por eso, la destrucción del estado perfecto —“Mundo del Infinito” creado por el Creador— sucedió en 2 etapas: de “recepción para el otorgamiento” al “otorgamiento por el otorgamiento”. En la destrucción del primer Templo, perdieron la Luz de Jaya. Después, en la destrucción del segundo Templo —en el descenso desde el “otorgamiento por el otorgamiento” hacia la “recepción para sí mismo”, es decir, recepción para los deseos impuros, Klipot—, perdieron la Luz de Neshama. Así nos encontramos en nuestro mundo.

Con esto está creado para nosotros el campo de trabajo: reconstruir el Templo. Y, como lo hacemos nosotros mismos, nos descubrimos a nosotros mismos en la Luz de Yejida.


Lo mismo ocurre la construcción terrenal del Templo. Por eso, igual que en los Templos anteriores, primero tenemos que alcanzar el escalón espiritual dentro de nosotros y ya después construir el Templo terrenal.


Aunque queda la pregunta: ¿de verdad tendremos que construirlo en el mundo material? Porque se ha dicho que, en cuanto nuestro mundo alcance la completa corrección, este mundo imaginario (Olam Ha-Medume) desaparecerá de nuestra imaginación. En nuestras cualidades corregidas, sólo percibiremos el Mundo Espiritual.


En cualquier caso, aunque el Tercer Templo esté construido de piedra, sólo será una realidad después de que lo hayamos construido en nuestro corazón, como sucedió con el Primer y Segundo Templos. Por eso, tenemos que concentrar toda nuestra atención en la corrección del corazón.


(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 15 de abril 2010)

Material relacionado:

De las lecciones del Libro del Zohar, 15.04.2010

Estamos construyendo el tercer templo

El tercer templo – ¿En piedra o en el corazón?

Sintiendo el aliento de la eternidad

img_3151_100_wpPregunta: Usted dice que la Cabalá permite al hombre lograr la vida eterna. Sin embargo, vemos que los cabalistas también se mueren… ¿Cómo puede ser esto?


Respuesta: El cabalista se muere ante tus ojos porque no ves su vida como un cabalista. Sólo ves el cuerpo humano, el cual morirá, por supuesto, como cualquier otro animal.


Sin embargo, su parte divina la parte espiritual que él ha desarrollado en sí mismo vive eternamente. En el momento en que descubre esta parte, ésta empieza a pertenecer al cabalista y le da la sensación de existencia eterna. La cualidad del otorgamiento que el halló (el deseo de otorgar) es eterna.


Empezamos a percibir esto, poco a poco, cuando nos aproximamos al Majsom, ya que aparece en nosotros la corazonada del otorgamiento.


La Luz, que empieza a llegarle al hombre, le produce una sensación que se traduce en el hecho de que se levanta un poco por encima de la materia y piensa de otro modo, relacionándose con los demás desde el punto de vista del otorgamiento.


Él aún no está en el otorgamiento, pero puede tocarlo de algún modo. Entonces tiene la corazonada de que puede incluirse dentro de esta cualidad, de esta sensación que pertenece a la eternidad.


Antes de esto, no percibe nada ya que la Luz aún no está suficientemente cerca al hombre, siendo todo esto sólo palabras vacías para él. Deseará la comida, el descanso, pero la eternidad está muy lejos de él, no la siente.


Sólo al empezar a sentir de lejos el aliento de la Luz, como una brisa, el hombre empieza a entender que la liberación del ángel de la muerte está en la Cabalá. Cuando la Luz se acerca al hombre, trae consigo esta sensación de la existencia de la eternidad.


Es la condición inicial para la única acción libre que podemos hacer. De otro modo, ¿para qué necesitas la libertad? ¿Qué más puedes hacer en tu vida, en tu cuerpo animal?


Todo lo demás no lo haces tú, sino que lo ejercen en ti desde arriba. Lo único que puedes hacer tú mismo es alcanzar la eternidad.


El otorgamiento es lo eterno, y la percepción es lo temporal. La Luz de Jojma no llega a nosotros para siempre, sino sólo si está percibiendo por nosotros dentro de la Luz de Jassadim.


Por eso, para hallar la eternidad, primero debemos encontrar los deseos del otorgamiento. Entonces, en ellos, podremos sentir nuestra vida como eterna.


(Extracto de la lección según el artículo La Libertad de Baal HaSulam, correspondiente al 15 de abril 2010)

Material relacionado:

De la lección de Baal HaSulam “Libertad”, 15.04.2010

Metodología del nacimiento espiritual