Cuando se establece la paz

process_poshel_100_wpEn cada uno de nuestros estados existen dos líneas: el Creador y la creación, el otorgamiento y la recepción.

Estas dos líneas son opuestas, una de la otra. Es imposible encontrar conexión alguna entre ellas. En cuanto más avanzamos, tanto más se apartan.

La línea media que pasa ente ellas no es, precisamente, su conexión. Estas dos líneas llegan hasta el punto más bajo y la línea media empieza más arriba, en lo superior.

Nunca podré conectar estas dos líneas en mi estado actual. Sólo podré hacerlo a condición de que me incorpore en el superior, me anule ante él y ascienda al próximo peldaño.

Cuando estoy allí, las dos líneas —que sentía antes en el peldaño anterior— se unen en un todo, en una, y ya no se contradicen una a la otra, independientemente de que antes fueran totalmente opuestas.

La línea media siempre está más elevada que las otras dos. Ella se consigue ascendiendo por encima del conocimiento, “en el peldaño próximo”. Entonces, desaparece toda la contradicción.

Nos dan estas contradicciones a propósito, de forma que no tengamos fuerza para superarlas, obligándonos a ascender más arriba.

(Extracto de la lección según la carta de Baal HaSulam, correspondiente al 31 de marzo 2010).

Material relacionado:

Lo espiritual es la línea media
Construir la línea media cuando leemos El Libro del Zóhar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta