Despertando el amanecer

42_100_wp[1]A la madrugada, cuando empieza a amanecer (aparece la Luz), uno debe pronunciar rezo “Escucha, Israel”.

Es decir, el hombre permanecía en la noche, en la oscuridad, sin fuerzas, en el poder de su deseo egoísta, pero hizo una preparación correcta y evocó “al media noche” la Zivug Abba ve Ima, las cuales empezaron a corregir sus deseos.

De este modo, el hombre empieza a añadir las cualidades del otorgamiento, la Luz, dentro de esta oscuridad, dentro de su deseo de disfrutar: un deseo grande, brutal, egoísta, que se percibe como noche y oscuridad.

La Luz llega, pero el hombre no la percibe, porque toda esta Luz es Luz Circundante e ilumina por la noche, en la oscuridad, en el exilio de lo espiritual.

Sin embargo, ¡esta Luz hace una corrección al hombre y de repente él empieza a sentir que no todo es oscuridad! ¡La oscuridad procede sólo de mí mismo y realmente hay Luz!

Si el hombre de su parte añade la cualidad del otorgamiento, la Luz de Jassadim, entonces dentro de él se revela la Luz de Jojma y “la oscuridad de la noche empieza a irradiar como la Luz”. Esto significa que llega el “día”.

Es decir, el “día” no llega cuando desde arriba aparece una nueva Luz: arriba no cambia nada.

Pero el hombre con sus esfuerzos corrige sus deseos y empieza a revelar la Luz del día.

Y aquí él por primera vez debe pronunciar el rezo “Escucha, Israel”. De este modo, empieza un día en lo espiritual.

Después él pronuncia otros rezos, es decir, evoca unas acciones especiales, la conexión (Zivug) de la Luz con el deseo. Sobre esta base, los cabalistas escribieron el libro de oraciones.

De este libro, podemos entender que acciones deberemos hacer en lo espiritual, cuando lo logremos.

(Extracto de la preparación a la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 04 de abril 2010).

Material Relacionado:

El libro del zohar – capítulo “quién ha creado estos, de eliyahu”

Cómo convertir la noche en día

La oscuridad es el reverso de la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: