El exilio es creado por el Creador

laitman_2009-11_0896[1]El Zóhar, capítulo Shemot, punto 59: …El Creador nunca abandonó a Israel en el exilio, antes de Él haber situado a Su Divinidad con ellos.

Es todavía más con Jacob, que cuando él descendió al exilio, el Creador y Su Divinidad y los superiores supremos y las Merkavot, todos descendieron con Jacob… Esta es la conducta del Creador en todos los exilios…

¿Qué significa “Su Divinidad desciende con el pueblo de Israel al exilio”? Pensamos que hay algo en que no actúa el Creador. Pero existe sólo una fuerza que funciona en toda la creación y en nosotros: el Creador o la Luz.

El exilio es un estado especial del deseo (de la creación) que la Luz crea especialmente para bajarlo, alejarlo de Sí misma, crear en él deseos hacia a Ella.

La Luz determina muy exactamente todos los estados del exilio, todos los problemas que se revelarán en el deseo de recibir, todas las vacuidades, todas las desgracias.

El reverso de la Luz (del Creador) funciona en el exilio como está dicho: “He endurecido el corazón del Faraón“. El Creador también hizo del diluvio, etc.

Ya que “No hay nadie más aparte de Él”. El exilio es una forma de la influencia de la Luz (del Creador) a través de su parte inversa, en un modo precisamente medido, exacto, en todas las cualidades, contra cada deseo, cada alma, en todas las conexiones entre ellas.

Por eso, sin duda, el Creador (la Luz) se encuentra en el exilio junto con el pueblo, todo el tiempo influyéndole y apoyándole.

Él mismo crea este exilio a través de su parte inversa y sombría, como está dicho por el rey David: “Me has presionado por detrás y por delante (por la Luz y por la oscuridad)”.

Y cuando la Luz ya no requiere influir a través de la parte reversa (a través de la oscuridad), cuando excita suficientemente el deseo (Kli) y ésta realmente aspira la parte iluminada (hacia el otorgamiento), la Luz extrae al Kli del exilio hacia la liberación.

Pero sólo la Luz es la única fuerza que actúa por detrás y por delante. Y por eso todo el exilio es la preparación a nuestra liberación.

(Extracto de la lección nocturna sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 12 de abril 2010).

Un comentario

  1. Maestro Laitman, es usted una bendición en mi vida, sus enseñanzas son muy profundas y de un significado espiritual enorme, cuando logro descubrir o asimilar hacer clic en los misterios que se encuentran ocultos en ellas me pongo a llorar de agradecimiento a mi Creador por haber permitido que yo entendiera esta hermosa sabiduría.
    Diariamente me paso de cuatro a cinco horas estudiando material de Bnei Baruj artículos de Rab Laitman, Rabash y Baal HaSulam, muchas gracias a todo el personal que hacen posible que esta hermosa enseñanza llegue a muchos puntos en el corazón que nos encontramos lejos de Eretz Israel, si no fuera por su tiempo y su trabajo no seria posible que muchas almas seamos alimentadas con la verdad.
    Los amo y les mando abrazos desde mi corazón a todos los que hacen posible esto.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta