La aguja de la balanza

img_3561_100_wpToda nuestra dificultad consiste en que debemos revelar el mundo espiritual, encontrándonos en el mundo material.


Para revelarlo el mundo espiritual, debemos llegar con el deseo, con una vasija que debe constar de estas dos líneas, y unirlas en una línea media.


Precisamente la línea media manifiesta nuestra medida de semejanza con la Luz.


Pero esto es imposible sin que dos líneas, la izquierda y la derecha, se unan en armonía y creen entre sí la cualidad de la Luz.


Ni en la línea derecha, ni en la línea izquierda se encuentra la cualidad de la Luz: ésta debe proceder de mí, para que “la oscuridad empiece a iluminar como la Luz”, ¡el deseo de disfrutar debe ser semejante a la Luz!


Por eso, incluso la ”autoanulación” cuando entro en el estado del embrión espiritual, al escalón espiritual más pequeño ocurre en conexión con estas dos líneas que actúan sobre mí en armonía y unión entre sí.


En mi camino espiritual, nunca podré sentir al Creador en alguna otra parte excepto en la línea media.


Puedo encontrarme en otros estados, pero en este caso me aparto del Creador. Sólo es posible sentirle a Él, creando en mí la línea media.


Es como un balanceo de la aguja de balanza. La “balanza” (Moznaim) procede de la palabra “oreja” (Ozen), el oído, Bina.


Debo estar sobre esta línea media vertical: sólo sobre ella le siento a Él. Esto es la línea del Zeir Anpin, del Creador.


¡Y si me desvío un poco de mi dirección, Él desaparece!

(Extracto de la lección nocturna sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 08 de abril 2010)

Material Relacionado:

Lo espiritual es la línea media

Cuando se establece la paz

Lo espiritual es la línea media

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: