Los espíritus vagabundean en los mundos…

laitman_2009-07_0229[1]El Zóhar, capítulo Tazria, Cuando una mujer da a luz, punto 117: Hemos aprendido que existen espíritus superiores, de entre aquellos que fueron hechos de los espíritus de la izquierda de Adam HaRishon.

 Estos no se aferran abajo en este mundo y ellos están suspendidos en el aire y escuchan lo que escuchan desde arriba. Algunos de ellos conocen otros espíritus abajo en este mundo y se aparecen a las personas en sus sueños y los alertan.

Desde luego que no se trata de los seres humanos que sueñan con esto. El Zóhar no dice ni una sola palabra sobre nuestra realidad, sobre nuestro mundo.

Paso a paso, mientras leemos más y más, empezamos a sentir que estamos en un sistema donde actúan las fuerzas, los deseos.

Cuando uno ve que está conectado con ellos y actúa a través de ellos, se percibe a sí mismo como si formara parte de un personaje, una fuerza, un carácter que se denomina como un animal, un pájaro o una planta.

Por supuesto que no son los animales, o los pájaros, o las plantas los que vemos en nuestro mundo. Pero de este modo la persona siente las partes de la realidad espiritual, las fuerzas espirituales que la hacen funcionar.

Por eso El Zóhar escribe esto de tal forma. En realidad esta forma es más cercana a lo que pronto empezaremos a percibir en el principio de nuestra sensación del mundo espiritual.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 14 de febrero 2010).

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta