No existe un espacio sin deseos

laitman_2009-08_2611[1]Pregunta: Si odio el “Egipto” que hay dentro de mí, ¿cómo puedo vencerle, si  él también forma parte de mí?

Respuesta: Todo el mundo es una parte de mí. Debo discernir con que deseos, aspiraciones y fuerzas puedo trabajar ahora y de que fuerzas, deseos, pensamientos y cualidades debo separarme para avanzar hacia  la meta.

Tengo que aclarar de que debo alejarme y a que acercarme. Mi movimiento se determina a partir de que me alejo y con que me uno.

Debido a que se trata de nuestro deseo común y no sé que hacer con él, lo aclaro para saber con que deseo unirme y con que no.

Tenemos una  imagen del mundo espiritual muy parecida a nuestro mundo, donde pasamos de un objeto a otro o vamos de aquí para allá.

Pero el mundo espiritual significa que estoy dentro de un deseo enorme que consta de diferentes deseos.

Permanezco dentro un espacio lleno de deseos y no hay espacios vacios entre ellos. No existe un espacio sin deseos.

Por eso, cuando estoy en lo más profundo de este campo de deseos, donde no hay nada a parte de ellos, sólo debo seleccionar con cuales de ellos deseo adquirir la conexión y con cuales no. Esto se denomina mi movimiento.

Porque toda la realidad es el deseo, una esfera dentro del cual existes. No hay nada más. Con unos deseos estoy más conectado, con otros menos y algunos de ellos incluso los rechazo.

Esto significa que me muevo en lo espiritual, actúo y hago unos desplazamientos. ¿Qué son “ascensos”? Es cuando revelo más deseos y me uno con ellos, y con otros deseos me conecto menos.

Pero estoy entre todos estos deseos, y dentro de la materia que me forma hay una  pequeña chispa de Luz que me da la posibilidad de hacer revelaciones.

Por eso todo nuestro trabajo consiste en la revelación de los deseos dentro de los cuales existimos: cuales puedo usar para otorgar y cuales no puedo usar y debo rechazar y no usarlos.

Porque no podemos salir de este campo de los deseos ya que no existe un espacio libre entre ellos. “Espacio libre” es un deseo no revelado, que no ves y en el que no distingues nada.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 20 de abril 2010).

Material Relacionado:

Un viaje al mundo de los deseos

El mundo espiritual es el mundo de los deseos

Escalera espiritual que todos pueden subir

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: