Elegir la Buena fortuna en el grupo

thumbs_Laitman_028_08[1]Pregunta: ¿Cómo puedo anularme frente al ambiente, si no tengo deseos de hacerlo?

Respuesta: Tienes que entender que no hay elección; te encuentras frente a un muro. Hay un grupo; anúlate ante él y recibirás de éste la importancia de la meta. Es como llenar el tanque de gasolina en una estación de servicio. Te recargas con el grupo, y así puedes manejar algunos kilómetros más. Si vuelves a cargar, entonces puedes avanzar un poco más y así sucesivamente. Lo que me dices es: “No quiero cargar gasolina; tengo dificultades para llegar hasta la estación surtidora, ¿qué puedo hacer? No tienes elección ya que hay leyes estrictas que lo rigen.

Pide a tus amigos que te ayuden, como se ha dicho, “Ayuda a tu amigo”. Pero una vez que aclares todas las condiciones, no hay nada más que pedir. Debes actuar. No esperes descubrir una puerta trasera que lleve a la espiritualidad, ¡porque no existe!

Sólo existe un principio: “Estamos bajo la influencia del ambiente, que nosotros elegimos”.  El Creador lo ha creado de esta manera, porque somos partes de un alma única y todos dependen de los demás. Esta dependencia continúa incluso después del rompimiento de las vasijas. Recibes ya sea una mala o una buena influencia, pero en cualquier caso, la persona depende totalmente del ambiente (sociedad).

Se te presenta la oportunidad de entrar a una sociedad que aspira a la espiritualidad. Pero, ahora eres tú que decide cómo establecerse en ella. El Creador toma tu mano, la pone en la buena fortuna y dice, “¡Tómala!” Ahora todo depende de ti: si la tomas, o no. Él ya no puede ayudarte en nada más pues de otra forma te estaría privando de tu libre albedrío. Si Él hace el trabajo por ti, tu individualidad dejaría de existir.

Pero si la persona desea apegarse a su antigua conducta, es decir portarse según lo que dicta su naturaleza, como lo hace el animal en su interior, esa es su elección. ¿Cómo puede convertirse en un “ser humano”? Tiene que elevarse por encima del “animal”, que lleva adentro y comprender que debe vencerse a sí mismo y anularse frente al grupo. Desde el primer momento cualquier acto consiste sólo en sentir la importancia de los otros y unirse a ellos. Solo, no podrás lograrlo.

Sólo unidos podemos cambiar o alcanzar lo que sea. Si no es en unión, todo lo que hagas será en vano. No te realizarás como un ser humano y continuarás siendo un animal. Un “humano” es alguien que ha nacido gracias a que se anuló frente a este ambiente tan particular. Suena paradójico, pero así es.

De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 30 de mayo 2010.  Artículo, Según lo que se ha explicado sobre ama a tu prójimo

Material Relacionado:

El trabajo interno de un cabalista los puntos de entrada al espacio espiritual

El trabajo interior del cabalista sobre el amor a los amigos

Les revelare un secreto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta