La Luz que está en el umbral de la revelación

laitman_2010-02-02_2076[1]Lag ba Omer (día 33 de Omer) es un día especial.  Es cuando la Luz empieza a entrar en Maljut desde los superiores Sefirot.  La Luz  nos llega desde el Mundo del Infinito —pasando por los Mundos de Adam Kadmon y luego el mundo Atzilut— y alcanza las almas a través de su Partzufim: Atik, Arij Anpin, Aba ve Ima y Zeir Anpin (ZA).

En Zeir Anpin hay 7 Sefirot y cada una de ellas consta de 7 Sefirot más, en total 7×7=49. Y Maljut es la 50. De este modo se calculan los días de Omer: la entrada de la Luz en ZA y al día 50 en Maljut, cuando nuestras almas, incluidas en ella, empiezan a recibir la Luz.

La unión (Zivug) entre ZA y Maljut sucede al día 50, pero la Luz entra en ZA completamente el día 33, cuando ella entra en la Sefira Hod de Hod.

Entonces: Jesed, Guevura, Tifferet y Netzaj y 7 Sefirot en cada una = 28, más 5 Sefirot en Hod (Jesed, Gevura, Tifferet, Netzaj y Hod) = 33 (Lamed Gimel es Lag).

Este día celebramos la entrada de la Luz en Maljut de Zeir Anpin, es decir la Luz Superior entra en el sistema más bajo cual esta Luz puede relacionarse con las almas.

Si la Luz ha llegado hasta este lugar, entonces no hay duda de que la recibamos: empezamos a sentirla y a prepararnos para su revelación.

Desde el día 33 hasta el 50 es sólo el periodo de preparación. La Luz desciende más abajo y se adapta para entrar en las almas.

Y el que ya está en el mundo espiritual, siente esta preparación que ocurre antes de la recepción de esta especial Luz Superior, que se denomina el Zóhar.

Por eso celebramos este día. Rabí Shimon se fue de este mundo porque ya terminó su misión.

Él no tenía nada más que hacer en este mundo, ya que transmitió la Luz Superior a través de todas las Sefirot, incluso Maljut de ZA y con esto terminó su trabajo.

Junto con sus discípulos, transmitió a través de sí mismo toda la Luz del Infinito — como a través de un filtro especial— y preparó esta Luz para que nuestras almas la reciban. Este es el trabajo esencial que ellos hicieron.

Ahora, cuando estamos mirando en este libro, incluso sin entender ni una sola palabra, gracias a nuestro deseo, nos unimos a este sistema que ellos han preparado para nosotros y a través de él recibimos la Luz.

(Extracto de la lección sobre la fiesta Lag ba Omer, correspondiente al 01 de mayo 2010).

Material relacionado:

Lag Ba’Omer

El sistema de rashbi vivifica el alma común

Preguntas sobre el alma, la vida y la muerte

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: