Subidas y caídas, de una cima a otra

process_poshel_100_wpPregunta: Cuando llega una caída espiritual, ¿puedo tener entendido que necesito sumergirme en ella para pasarla?

Respuesta: Tú te esfuerzas para llegar a un estado corregido y sólo entonces caes…
De lo contrario, si no intentarás con todas tus fuerzas llegar hasta un buen estado, no podrías descubrir tu caída espiritual.

La caída no es un error en el camino, sino es el descubrimiento de un nuevo egoísmo adicional en ti.

Agarraste las pesas y con todas tus fuerzas las levantaste hacia arriba, subiendo los 100 kg. ¡De repente las pesas se caen! ¡¿Qué es lo que pasa?! Descubres que te añadieron otros dos discos de 10 kilos cada uno.

Por eso fallaste y caíste, porque sentiste este peso adicional. ¡Ahora ya sabes para qué necesitas pedir la fuerza de la corrección! Porque caíste con estos 20 kg de deseos adicionales.

En este momento tienes estos deseos (Kelim, vasijas espirituales, instrumentos) que has descubierto contra tu voluntad y tú sientes toda esta pesadez. Si en este momento tú pides fuerzas adicionales, entonces podrás levantar los 120 kg.

untitled.bmp 31.05.10

¡O sea que no puedes recibir un pesar de corazón hasta que no logres éxito! ¡Y sólo cuando lo alcanzas, te añaden el peso del deseo egoísta y caes!

¡Esto te muestra que estas avanzando! Ahora has conseguido recibir una fuerza adicional para la corrección.

Puedes preguntar: ¿Cómo puedo lograr el éxito si cada vez que subo y alcanzo algo, enseguida me tiran de nuevo hacia abajo?

¡Déjenme estar en la cima por lo menos un poco, disfrutar de mis logros, recibir la medalla que me corresponde! Después ya seguiré.

Pero no, esto no es posible. Esto se ha hecho así a propósito para que aprendas a disfrutar del trabajo mismo, para que tu gratificación consista en la posibilidad de otorgar un poco más.

(Extracto de la lección nocturna sobre el libro Zóhar, correspondiente al 26 de mayo 2010).

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: