Vivir en cada letra de tu escritura

laitman_2009-11-06_zohar_tv_8214_w[1]Las letras son las formas del deseo. El Creador creó sólo el deseo de recibir placer que adopta diferentes formas de recepción y otorgamiento.

Pero las formas de recepción no tienen derecho de existir en lo espiritual. Y de las formas de otorgamiento, nos interesan las semejantes al Creador, es decir, diferentes tipos de otorgamiento, desde Bina a Maljut.

En total hay 27 letras: 9 en ZaT de Bina (de Alef hasta Tet), 9 en Zeir Anpin (de Yud hasta Tzadik), 4 en Maljut (Kuf, Reish, Shin, Tav) y 5 letras del final MaNTZePaJ en Parsa. Son las formas de la materia semejantes al Creador. Son modelos de conducta correcta.

Por eso, cuando se habla sobre el libro, las palabras, las oraciones, se trata de la materia del deseo de recibir placer que está cambiando todo el tiempo, adoptando diferentes formas como si las plasmaran en una masa. De este modo, nuestro deseo cambia su forma intentando asemejarse al Creador.

Y cuando el hombre termina de repetir toda la serie de cualidades —empezando de la primera palabra (En el principio, Bereshit) hasta la última (Israel), pasando por todas las letras de la Torá—, significa que recibió todas estas formas, se asemejó completamente al Creador y alcanzó el Fin de la Corrección

Por eso está escrito: ”Escribe el libro de la Torá en tu corazón”. “El corazón” es tu deseo y “el libro de la Torá” son todas las formas de otorgamiento del Creador a las criaturas. Debemos escribirlo en nuestro deseo, entonces nos asemejamos al Creador.

(Extracto de la lección nocturna sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 05 de mayo 2010).

Material Relacionado:

Los nombres de millas del otorgamiento

El escribano de la torá

Leyendo el libro de la vida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: