¿El infinito o sólo un instante?

laitman_2007-03_ba-iam_045_wpZohar, capítulo Vaietze, 129) “Y le parecieron a él como unos pocos días debido a su amor por ella”. Todos los siete años fueron para él como los siete años superiores de Biná, que son uno, en una unificación y no están separados. Son todos uno, pues se conectan uno al otro por el amor con que él la amaba, pues ella era para él como la unificación superior en Biná.

¿A qué se llama el infinito, a cuando el tiempo transcurre infinitamente, o a cuando no existe el tiempo y es igual a cero? ¿Cómo es posible que, porque la amo, he sido capaz de trabajar por ella durante siete años, y estos años se me han pasado volando? ¡Porque debe ser al revés: el tiempo debe parecerme infinitamente largo, porque sólo cuando trascurran siete años podremos estar juntos…!

En realidad, el infinito significa que el tiempo se reduce a cero. En nuestro mundo consideramos el infinito como algo infinitamente lejano, porque nos imaginamos que el final, o sea la muerte, está más allá del límite del infinito.

¡Percibimos el infinito de esta manera porque lo percibimos todo desde el llenado y no desde la carencia!
Pero en lo espiritual, donde todas nuestras acciones están dictadas por el otorgamiento, ocurre al revés: todo se encuentra en el mismo sitio, como si estuviera comprimido en un mismo punto. Todo existe en un mismo instante, “en el mismo tiempo, en el mismo lugar, en la misma mujer”.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar correspondiente al 24 de junio de 2010.)

Material relacionado:

El tiempo- ¿ilusión o realidad?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: