¿Qué significa estudiar y ocuparse de la auténtica Torá?

thumbs_Laitman_049_03Recibí esta pregunta: ¿Qué significa “ocuparse de la auténtica Torá”?

Mi respuesta: Como Baal HaSulam escribe, practicar la Cabalá significa desarrollarla en uno mismo, experimentarla. La Luz que nos corrige se llama la Torá. Es opuesta a mí y brilla a distancia en mi Reshimó (mis genes de información espiritual). Evolucioné en las generaciones anteriores de acuerdo con la cadena de Reshimot, llegando a un Reshimó llamado “punto en el corazón“. Despertó bajo la influencia de la Luz, y me aporta una sensación de que hay algo más elevado que la vida que he estado protagonizando dentro de este cuerpo.

 untitled.bmp 02.06.10

Todo el trabajo lo realiza la Luz que Reforma. Es la Luz que me despierta. Al principio, la Luz me desarrolló en el nivel animado pero ahora ha llegado el momento de convertirme en humano.

Yo mismo soy incapaz de actuar, así que hago un llamamiento al sistema de las almas (un grupo Cabalístico) y de él recibo la voluntad y la importancia adicionales del Creador, es decir, comienzo a sentir su importancia y mi propia insignificancia. La diferencia entre una y otra crea el deseo adicional denominado MAN (oración). Elevo este MAN hacia lo alto. Básicamente, mi trabajo consiste sobre todo en esto. Cuando elevo el MAN, el deseo de alcanzar al Creador, a una magnitud 10 veces mayor de lo que era inicialmente mi punto en el corazón, he realizado mi trabajo.

Sin embargo, esto no es aún “estudiar la Torá” o “ocuparse de la Torá.” Hasta el momento, todo esto ha sido la preparación. Pero, ahora, la luz empieza a iluminarme con mayor poder. Esto es ahora la Luz Circundante–2. Me alumbra de manera diferente, en línea recta, y en la medida de mi anhelo.

La percepción de la importancia del Creador se llama Keter y la percepción de la propia insignificancia se denomina Maljut. Esto significa que ahora actúo de acuerdo con el objetivo de alcanzar al Creador mediante la disposición de mis deseos en una sola línea en cuyos extremos se encuentran Keter y Maljut. El Creador y el otorgamiento están arriba,  y la recepción y yo estamos abajo.

Ahora la Luz viene a mí en una forma diferente, directa, y empieza a cotejar mis propiedades. Me muestra lo que es más y menos importante dentro de mí, ordenándolo todo. Es decir, la Luz Circundante–2 está bien organizada y comienza a reformarme según este orden. Esto significa que ahora estoy “estudiando la Torá”, ya que estoy estudiando qué modificaciones está haciendo la Luz Circundante dentro de mí.

(Extraído de la tercera parte de la lección diaria Cábala, Introducción al estudio de las diez Sefirot, del 31 de mayo de 2010.) 

Material Relacionado:

Un reshimot es el estado futuro completo de una persona

La luz en lugar de los sufrimientos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: