entradas en '' categoría

Los cabalistas sobre el propósito de la Creación, Parte 1

thumbs_Laitman_003.jpg[1]Queridos amigos, voy a empezar a enviar citas seleccionadas de los grandes cabalistas sobre temas diversos. Por favor, hagan preguntas sobre estos pasajes.  Prometo responderlas.
El Creador es el Bien Absoluto
Y porque nos damos cuenta de que el Creador es, en y por Sí Mismo, completo y no necesita de nadie que le ayude a perfeccionarse, ya que Él precede a todo, queda claro, por tanto, que no tiene ningún deseo de recibir. Y porque no tiene deseos de recibir, esencialmente carece de deseos de hacer daño a nadie. Es tan simple como eso.

 Por otra parte, es completamente aceptable para nuestra mente como primer concepto, que posee un deseo de otorgar bondad a los demás, es decir, a Sus criaturas. Y eso queda demostrado de manera evidente por la gran Creación que Él ha creado y que ha puesto ante nuestros ojos. Porque en este mundo hay seres que necesariamente experimentan sentimientos buenos o malos, y esos sentimientos necesariamente les vienen del Creador. Y una vez que queda absolutamente claro que en la naturaleza del Creador no hay ningún propósito de hacer daño, necesita que las criaturas reciban sólo la bondad de Él, porque Él los ha creado sólo para otorgarles.
Así aprendemos que Él sólo tiene deseos de otorgar bondad, y que es absolutamente imposible que nada dañino pueda estar en Sus dominios y que Él pueda emanarlo. Por lo tanto Le hemos definido como “El Bien Absoluto”.

Baal HaSulam, artículo La Esencia de la Religión y Su Propósito”

Material Relacionado:

Has sido elegido entre mil millones de almas

 ¡Somos responsables de todo el mundo!

El superior no se equivoca

El Talmud es el plano más detallado de la corrección

izuchayu_knigu_100_wp[1]Pregunta: ¿Si sólo es necesaria la Cabalá para la corrección del alma, por qué los sabios del pasado crearon tantos comentarios a la Torá, la Mishna y el Talmud?

Respuesta: Si después de algunos años de estudio de la Cabalá, alcanzas la corrección para el otorgamiento (Lishma), podrás abrir el Talmud y disfrutar todo lo que está escrito, porque empezarás a entender todas las leyes descritas allí, según su esencia interna, la ciencia Cabalá. Comprenderás sobre qué escribían todos estos grandes sabios del pasado.

Simplemente ahora su lenguaje te confunde y te oculta el mundo de la verdad. Después entenderás todo, porque estarás en el mismo grado desde el cual escribieron. Sentirás los mismos estados que los inspiraron para escribir estos comentarios. Para ti ya no habrá diferencia entre estos textos y los artículos de la Cabalá. En estas palabras: el buey, el burro, la vaca, el daño, el Templo, la Gran Asamblea (Sanedrín), los campos, las posiciones, expresan el proceso de la corrección del alma. Toda la Torá sólo habla de la corrección del alma y su semejanza al Creador. Toda ella es los nombres del Creador.

Un comentarista discute con otro y sus opiniones son divergentes. Es la eterna disputa entre las líneas izquierda y derecha, las medidas de la recepción y el otorgamiento, y la aclaración de cómo combinarlas de la mejor manera posible.

El Talmud explica los procesos espirituales en sus detalles más precisos. Esto sólo te confunde, porque piensas que se trata de miles de opiniones distintas. Pero después te darás cuenta que no se trata de mil opiniones, sino del punto de vista de un mismo fenómeno, que se puede corregir desde mil ángulos distintos.

No son los sabios que discuten entre sí, sino las almas que se encuentran en el sistema común. Te explican cómo cada cualidad está relacionada con todas las restantes, cómo cada órgano, cada alma en particular, pertenece al trabajo del alma común Adam.

 (Extracto de la lección sobre la Introducción al Talmud Eser Sefirot (TES), correspondiente al 31 de mayo 2010).

Material Relacionado:

La colección de obras de rabash y el talmud eser sefirot

Encuentre las respuestas al interior de los textos

El talmud ofrece el plan mas detallado de la corrección

Estado de ánimo segunda parte

Duración: 00:01:29